jueves. 02.07.2020 |
El tiempo
jueves. 02.07.2020
El tiempo

El bar con mejores vistas, un año vacío

Terraza de O Vello Cárcere. XESÚS PONTE
Terraza de O Vello Cárcere. XESÚS PONTE

El Concello confía en licitar la cafetería de la vieja cárcel, centro que abrió en marzo de 2017, en el plazo aproximado de un mes

Las cafeterías municipales son, por regla general, un buen negocio. Un canon razonable, instalaciones en buen estado y un tránsito de público asegurado las hacen atractivas para los hosteleros. Sin embargo, la que más expectación ha levantado desde que se mostró al público, la que provocó rumores y más rumores sobre qué hosteleros estarían interesados en hacerse con su explotación y cuyas vistas han sido compartidas más veces en las redes sociales todavía no ha abierto al público, prácticamente un año después.

O Vello Cárcere abrió a finales de marzo de 2017 y, aunque estaba previsto que la cafetería ya estuviera abierta, lo cierto es que ni la gestión del centro ni el servicio de bar se ha licitado. Tal y como recordó el PP este lunes, las instalaciones funcionan con una extensión del contrato menor que se suscribió al abrir.

El gobierno local aseguró que esperaba que salieran a adjudicación en el plazo de un mes ambas cosas. Por un lado, la gestión y la seguridad del edificio y, por otro, la cafetería. El horario permitido será de ocho de la mañana a doce de la noche. La cafetería podrá cerrar a esa hora, mientras que el centro lo hará antes, en función de la actividad cultural que acoja cada día, tal y como ocurre ahora.

Sin embargo, la seguridad tendrá que funcionar durante el horario completo. Como el edificio tiene un acceso independiente para la cafetería a través de unas escaleras, si una persona con discapacidad o con problemas de movilidad quiere usar el ascensor, será el guardia de seguridad quien le permita entrar en el centro y usarlo.

La razón que esgrime el gobierno local para justificar que, un año después, la joya de las cafeterías municipales siga vacía es que la gestión del centro fue suscrita gracias a una ampliación del crédito. Como en realidad no se adjudicó, ahora se debe hacer un trámite administrativo para incorporar el importe de esa licitación al presupuesto actual. Según asegura el grupo de gobierno, los pliegos de condiciones están "prácticamente acabados".

SIN TIRÓN. En el extremo opuesto de la oferta de cafeterías en dependencias municipales en cuanto a interés de los hosteleros se encuentra la del Uxío Novoneyra, En la actualidad no está en funcionamiento y así seguirá, ya que el Concello no tiene intención de volver a licitar su explotación ya que los anteriores adjudicatarios renunciaron porque no les resultaba rentable. Esa circunstancia se dio aunque es la que tiene el canon más barato, 385 euros mensuales, después de la del centro de Fingoi (148).

La más cara es la del parque Rosalía de Castro, por la que la adjudicataria debe abonar casi 2.600 euros al mes. Es una cafetería y restaurante que suma mucha clientela, como también lo hacen la del centro social de A Milagrosa (459 euros mensuales), las piscinas de As Pedreiras (903 euros), Frigsa (797) o Cei Nodus, 908 euros.

El bar con mejores vistas, un año vacío
Comentarios