lunes. 02.08.2021 |
El tiempo
lunes. 02.08.2021
El tiempo

El desalojo de un bar acaba en un gran tumulto con el dueño detenido y un policía herido

La calle Camiño Real se convirtió en la noche del sábado en el escenario de un gran tumulto. CEDIDO

Un grupo de clientes de La Máquina, en Camiño Real, se enfrentó a los agentes cuando procedían a identificarlos

La calle Camiño Real se convirtió en la noche del sábado en el escenario de un gran tumulto, cuando alrededor de una docena de agentes de las Policías Nacional y Local procedieron a desalojar un bar en el que se estaban incumpliendo tanto los horarios como las medidas sanitarias impuestas por la pandemia de covid-19. La resistencia que se encontraron derivó en algunos momentos en violencia física y al final resultó herido un policía durante la detención del propietario del local

El detenido, que fue puesto a disposición judicial por un delito de atentado contra la autoridad, es un hostelero de origen dominicano bien conocido por las fuerzas del orden, debido a los constantes problemas de convivencia que causan los locales que regenta. En esta ocasión se trataba del bar La Máquina, en el número 35 de la calle Camiño Real. 

El hombre fue puesto en libertad con medidas cautelares tras declarar por un delito de atentado contra la autoridad

Según las primeras informaciones, una patrulla de la Policía Nacional se desplazó hasta el lugar pasadas las 00.00 del sábado, una hora después de se cumpliera el horario de cierre. Dentro se encontraron a alrededor de sesenta personas, que duplicaban el aforo permitido, con las luces apagadas pero de fiesta, con música, bebiendo y los clientes sin cumplir las medidas sanitarias.

Cuando intentaron identificar al propietario, indicaron a este diario distintas fuentes que presenciaron los hechos, este opuso una enorme resistencia aprovechando su gran tamaño y fortaleza. Mientras los agentes trataban de reducirlo, los clientes aprovecharon para salir y no ser identificados. 

En el local, sin luces pero con música, había más de 60 personas de fiesta, que aprovecharon el tumulto para evitar ser identificadas

Sin embargo, la trifulca se trasladó a la calle, donde varios policías consiguieron tumbar al propietario de La Máquina y esposarlo, mientras otros agentes trataban de frenar los empellones de parte de los clientes, que incluso les tiraron mesas y sillas mientras gritaban contra la "brutalidad policial" mientras grababan con sus móviles la escena. Según parece, hasta dos de esas clientas presentaron también parte de lesiones. 

Durante el arresto del hostelero, uno de los agentes resultó con diversas lesiones en los brazos, las piernas y el tórax. El detenido fue puesto en libertad con medidas cautelares tras prestar declaración ante el juzgado de guardia.

"Estuve en el Ejército y esto no quedará así" 
El Máquina, como se hace llamar el propietario del bar La Máquina, no cejó en su resistencia tras ser detenido, según explicaron testigos de lo sucedido. Al parecer, en algún momento profirió amenazas contra los policías como "Yo estuve en el ejército y esto no quedará así porque yo soy El Máquina".

Atención médica 
El detenido, según parece, también tuvo que ser observado por los servicios médicos una vez en comisaría, después de haber seguido lanzando patadas dentro del coche patrulla en el que se lo llevaron arrestado y ante su estado de agresividad. 

Antecedentes 
Este hostelero cuenta con numerosos antecedentes policiales por la actividad de sus negocios, donde se han efectuado numerosas redadas en los últimos años.

El desalojo de un bar acaba en un gran tumulto con el dueño...