jueves. 21.01.2021 |
El tiempo
jueves. 21.01.2021
El tiempo

Monte: "Bajan los casos nuevos pero más despacio de lo que esperábamos"

Rafael Monte. EP
Rafael Monte. EP
Dos grandes brotes han influido para que no se reduzca la incidencia de manera más importante

La transmisión del covid19 en el concello de Lugo parece frenarse, pese a que sigue siendo la tercera ciudad gallega —después de Pontevedra y Vigo— con más incidencia acumulada y cuenta todavía con, al menos, un gran brote activo.

"Vemos que bajan los nuevos casos en el municipio. Hace una semana o diez días se detectaban cada día 25 positivos en Lugo y en los últimos días vemos que han bajado hasta rondar la docena. Son 10, 11, 13 y, este lunes 7. Es decir, la tendencia es favorable, pero también vemos que bajan más despacio de lo que esperábamos», admite el director asistencial del área sanitaria, Rafael Monte.

La razón de que la mejora sea tímida es complicada de hallar, pero sin duda hasta ahora ha influido la existencia de dos grandes brotes detectados en la ciudad. Sin ellos, el concello difícilmente habría superado, como hizo, muy ampliamente la incidencia acumulada a 14 días de 350 casos por cada cien mil habitantes. Ahora está en 233.

Uno de esos brotes se considera ya controlado desde esta semana. Ha tenido unos 70 casos activos, fundamentalmente niños y adultos jóvenes. Se trata de varias unidades familiares relacionadas entre sí y otras personas que, sin tener relaciones de parentesco, sí las tenían sociales o de amistad. Muchos coincidían en su lugar de culto o en reuniones en las casas por las tardes, con relajación de medidas de seguridad como el uso de la mascarilla, lo que pudo contribuir a su extensión. Además de hacer cribados entre los asistentes a ese templo, también se hicieron por ejemplo en varias aulas de un colegio a donde acudían varios de los niños diagnosticados en ese foco por si se encontraban nuevos casos asintomáticos, cosa que no ocurrió. Hace días que no aparece un positivo relacionado con esos casos.

Sin embargo, sigue activo otro que, de hecho, ha sumado una veintena de casos en menos de una semana. A mediados de la pasada había 40 casos relacionados con él —la inmensa mayoría en Lugo, aunque también algunos en Rábade y Begonte— y este lunes ya eran 66. En este caso se trata de varias familias también relacionadas entre sí que viajaron a A Coruña hace unas semanas y, a su vez, varios residentes de esa provincia vinieron después a Lugo para pasar unos días con ellos. Más de 20 días después de su inicio sigue aportando casos nuevos.

"La mayoría de los nuevos casos que aparecen estos días son contactos de otros o se pueden trazar"

Al margen de ese brote, continúan apareciendo nuevos casos sin relación con él dentro del municipio pero de la mayoría sí se puede trazar con otros. "La mayoría son contactos de otros casos. También ocurre que, aunque inicialmente no lo parezcan, cuando se les hace el rastreo se ve que sí tienen relación con algún otro caso, se consiguen trazar", explica el doctor Monte.

Esa circunstancia es fundamental para observar la evolución de la pandemia en un momento dado y, por ejemplo, se tiene en cuenta por el comité técnico del Sergas. Por ejemplo, Vilalba —ahora mismo el ayuntamiento con mayor incidencia acumulada de toda la comunidad— llevaba al menos diez días registrando casos sin posibilidad de ser trazados antes de pasar al nivel de alerta 3.

HOSPITAL. Por otra parte, después de que la pasada semana aumentase la presión hospitalaria, esta empieza de nuevo a bajar. Aunque según los datos oficiales del Sergas —correspondientes a la jornada anterior a las seis de la tarde— los hospitalizados eran 28 en la planta covid del Hula, en realidad en la tarde de este lunes eran 22. "De estos, diez son pacientes trasladados desde las dos residencias en las que hay brotes ahora mismo: Vilalba y Guntín. Sin esos brotes, habría una docena", explica el doctor Monte, que reconoce que, si la situación en los geriátricos no empeora y se producen nuevas hospitalizaciones, la próxima semana se podrá ver un descenso de la ocupación de camas covid.

Por su parte, en la Uci la situación también ha mejorado. Hay tres pacientes con coronavirus ingresados en la unidad de críticos y ha disminuido la ocupación de camas de la zona no covid. A Mariña tiene 6 pacientes ingresados por esa infección y Monforte, 4.

Monte: "Bajan los casos nuevos pero más despacio de lo que...
Comentarios