lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

El azote económico del covid hace que el Concello ingrese 4 millones menos por impuestos

Paula Alvarellos. EP
Paula Alvarellos. EP
El daño no se limitó a los sectores del ocio, el desplome se extendió a la recaudación por obras, la apertura de negocios o las multas

El Concello se resiente del grave impacto del covid en la economía local y los ingresos municipales se redujeron en 2020 en cuatro millones, al caer la recaudación por impuestos y tasas.

El balance económico del año 2020 pone en evidencia el impacto de la crisis sanitaria, hasta el punto de que se desplomaron los ingresos ligados a actividades de ocio y cultura, pero también los vinculados a sectores que a priori parecían ajenos a la crisis. Es el caso de la construcción. Así, a través del impuesto de construcciones, instalaciones y obras (Icio), el Concello  de Lugo ingresó el año pasado 935.330 euros, solo el 49 por ciento de lo que había facturado en 2019, cuando recaudó 1.846.923 euros.

El desplome de ingresos evidencia que la ausencia de actividad durante el estado de alarma frenó las inversiones privadas por la incertidumbre financiera que causó el covid, además de por la paralización de muchos sectores, especialmente de la industria cultural y de ocio, que tiene un importante peso en la economía local, pero también en otros como el de la construcción apuntó ayer el gobierno municipal de Lugo.

Ese impacto paralizante se aprecia en el hecho de que los ingresos por apertura de establecimientos pasaron de 161.185 euros en 2019 a 105.171 euros en 2020.

Dado que no están sujetos a variaciones, el Concello mantuvo los ingresos por los impuestos sobre bienes inmuebles y vehículos. El Ibi, el primero, supone el 27 por ciento de la recaudación municipal propia y generó el año pasado 22.015.869 euros. El segundo, que se aplica a todos los vehículos de tracción mecánica del municipio, representa el 7,25 de lo que recauda el Concello y en 2020 generó 5.803.644 euros para las arcas locales.

Pero aunque pagaran los mismo por el impuesto de rodaje, los lucenses también dejaron de ingresar mucho dinero en las arcas municipales por multas. La paralización que trajo la pandemia hizo que las sanciones se redujeran de forma relevante y la recaudación por multas cayó un 23 por ciento, de 1.735.097 euros en 2019 a 1.332.205 euros en el ejercicio de la pandemia.

El informe financiero, elaborado por el área de gobernanza, al frente del que está Paula Alvarellos, también pone cifras al descenso de ingresos por actividades de ocio y cultura, aunque estas están lejos de ser las que más dinero aportan a las arcas locales.

fiestas. Así, según el balance del 2020, la cancelación de eventos culturales o festivos implicó una nula recaudación por conceptos como la tasa por fiestas en la calle o la ocupación por casetas.

Se desplomó también la recaudación por tasas de instalaciones deportivas o educativas. El cierre primero y las posteriores limitaciones de aforo hicieron que los ingresos por las escuelas deportivas o la Escuela de Música cayeran de 346.187 y 67.145 euros, respectivamete, obtenidos, en 2019 a 192.572 y 59.429 euros en 2020.

El Concello indicó que la más que previsible caída de ingresos por la pandemia era algo con lo que ya se contaba y que no compromete la solvencia financiera de la institución. De hecho, en un año de caída de ingresos la administración local pudo tomar medidas para inyectar recursos en la economía local, apuntó.

Recordó, en ese sentido, que en vista del impacto económico del covid, el gobierno local acordó el año pasado destinar recursos financieros a paliar la situación de los sectores más afectados.

Se tomaron medidas para dotar de liquidez a los empresarios que tienen impacto sobre las arcas municipales, tales como el retraso del pago de algunos gravámenes, como el Icio, y se acordó la exención total de las tasas para las terrazas, por las que el Concello ingresó el año pasado cero euros, recordó el gobierno.

Una recaudación de 80 millones
La cuenta general del Ayuntamiento de Lugo reflejará para el año 2020 una recaudación (o derechos reconocidos) de 80.035.861. De esa cantidad, a 31 de diciembre, quedaba pendiente de ingresar un 13,21 por ciento, según aseguró el gobierno local en nota de prensa.

EXPLICACIONES. El gobierno aseguró que la responsable de las finanzas locales dará cuenta del informe económico del 2020 a los grupos de la oposición próximamente en una reunión.

De la nota emitida ayer, se desprende la satisfacción por el balance de un año difícil en el que era evidente que los ingresos caerían al pararse la economía.

El azote económico del covid hace que el Concello ingrese 4...
Comentarios