Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Aurora Carro inicia una cruzada por el cartel del Papa en A Coruña

Aurora Carro y Alberto Guitián
Aurora Carro y Alberto Guitián
Presentó una denuncia contra el alcalde y los ediles del Concello herculino por la obra satírica del lucense Guitián para el Entroido

El Entroido ofrece una versión satírica de la realidad, pero hay quien considera que debe ser dentro de unos límites. Es el caso de la presidenta de la Asociación de Viudas de Lugo y de la federación gallega, Aurora Carro, que, junto con otras seis personas, presentó una denuncia en el juzgado de guardia de A Coruña contra el alcalde de la capital herculina, Xulio Ferreiro, y el resto de la corporación municipal por autorizar el cartel que anuncia estas fiestas paganas, en el que aparece una persona disfrazada de Papa, con la nariz roja, que porta una copa en la mano y lleva colgando el papamóvil.

Aurora Carro justifica su denuncia en que considera que hay que «respetar las creencias religiosas». Añade que el cartel del Entroido coruñés, que es obra del dibujante lucense Alberto Guitián, es «burlesco, de mal gusto y de poca sensibilidad».

La presidenta de las viudas lucenses enmarca este cartel dentro del «ataque continuo a la iglesia católica». Aurora Carro sostiene que hay oficios o profesiones que no deben ser objeto de sátira en el Entroido como «el Papa, los curas, las monjas o los guardia civiles», de la misma forma que dice que ella no se metería «con un judío o un ortodoxo». «Es tremendo porque hay disfraces y disfraces», asegura la activista lucense.

La denuncia fue formulada contra el alcalde y los ediles del Concello herculino, según explicó Aurora Carro, porque considera que «aunque el autor es un impresentable, los culpables son los que lo autorizan».

La presidenta de la Asociación de Viudas de Lugo se pregunta «por qué el autor, si es tan valiente, no hace un cartel en el que alguien aparezca disfrazado de Mahoma», tras dejar claro que ella no tiene «nada contra esa creencia religiosa». Concluye que el dibujante no lo hace porque «tiene miedo» debido a la experiencia del atentado sufrido por el personal de la revista satírica francesa Charlie Hebdo hace dos años, en el que perdieron la vida doce personas.

La polémica sobre el cartel de Entroido de A Coruña, al que también se han opuesto el Arzobispado de Santiago de Compostela y el Partido Popular, entre otras instituciones y organizaciones, se está aireando en el ciberespacio. Existe una campaña en internet con miles de firmas para que el Concello lo retire. Mientras, el autor también está recibiendo numerosas muestras de apoyo a través de las redes sociales.

RESPUESTA. Ante esta lluvia de críticas Alberto Guitián, que adviertió de que «non se pode ser máis papista que o Papa», considera que se «sacou de contexto» porque el dibujo «non representa un papa, senón unha persoa disfrazada de papa».

Explicó que los críticos tendrían que fijarse en los pies de la figura disfrazada porque representan a los de un choqueiro, personaje al que el Concello de A Coruña le dedica este año el Entroido.

Aurora Carro inicia una cruzada por el cartel del Papa en A Coruña