domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

"El aumento de la plantilla es un balón de oxígeno y permitirá reestructurar el servicio"

Miguel López, nuevo jefe de bomberos de Lugo. SEBAS SENANDE
Miguel López, nuevo jefe de bomberos de Lugo. SEBAS SENANDE
Hijo y nieto de bomberos, el nuevo sargento del cuerpo, Miguel López (Lugo, 1980), aterriza en el puesto de sargento jefe en Lugo con 17 años de experiencia profesional a sus espaldas, pero con la ilusión de quien se sumerge en un proyecto nuevo.

Aterrizó en el cargo el pasado 22 de noviembre y desde entonces no ha tenido tregua. El nuevo sargento jefe de bomberos de Lugo, Miguel López Palacios, toma las riendas de un cuerpo que viene de atravesar tiempos convulsos y que clamaba a voces un cambio de rumbo.

Bombero por vocación y tradición familiar, ingeniero civil y exjugador del CD Lugo, el nuevo jefe del cuerpo arranca con ganas de trabajar y con las ideas muy claras.

Asume el mando de un cuerpo que llevaba más de doce meses sin jefe y varios años reclamando que el Concello atendiera sus demandas laborales, ¿Cómo afronta el reto?
Lo afronto con mucha ilusión y también con mucha responsabilidad, ya que voy a estar al mando de un servicio que es fundamental para los ciudadanos de Lugo. Trabajamos para velar por la seguridad de las personas y es primordial que el servicio funcione de forma óptima.

Una de las principales reclamaciones era que se cubrieran las vacantes, ya que de 54 plazas estaban ocupadas 37. Finalmente, se acaban de convocar 12 plazas, pero seis de ellas fueron para consolidar seis interinidades, así que habrá únicamente seis incorporaciones nuevas. ¿Sigue siendo escasa la plantilla?
La plantilla sigue siendo escasa si tenemos en cuenta las recomendaciones de la Unión Europea, que fija una ratio de un bombero por cada mil habitantes. Además, Lugo está incluida dentro de las grandes ciudades, con cerca de 100.000 habitantes, por lo que sería interesante aumentar la plantilla. No obstante, actualmente ya estamos cerca del número incluido en la actual RPT, que fija 54 plazas. Eso para nosotros es un balón de oxígeno muy importante —ya que llevábamos bastante tiempo con la plantilla muy mermada— y nos permitirá reestructurar el servicio.

La ratio que marca la UE no se cumple, pero nos acercamos a las 54 plazas de la RPT, ya que se incorporarán interinos

Además de los nuevos efectivos, el gobierno local se había comprometido a reforzar los servicios con la lista de aprobados en las oposiciones. ¿Contarán con este apoyo?
Sí. Con la oposición se ha generado una bolsa de interinos y ahora, además de incorporarse los que aprobaron la oposición, también se van a incorporar al cuerpo al- gunos aspirantes que aprobaron, pero que no han entrado en los 12 primeros puestos. Con todo este personal nos aproximamos ya a los 54 efectivos.

A estas oposiciones se habían presentado más de 300 personas, entre ellas varias mujeres, ¿tendremos alguna ‘bombera’ en Lugo?
Creo que solo se presentaron dos o tres mujeres y no aprobó ninguna, pero a nivel personal, a igualdad de capacidades, me encantaría tener presencia femenina en el cuerpo. Hay muy pocas mujeres en los bomberos, creo que dos en Galicia, porque se presentan muy pocas chicas. Los procesos selectivos para la oposición se les ajustan los tiempos y las distancias, pero siguen siendo pruebas muy exigentes. Que hubiera alguna mujer dinamizaría muchísimo el servicio y sería muy positivo en una plantilla 100% masculina.

¿Recibirán algún tipo de formación los nuevos efectivos?
El servicio ahora parte de cero y la formación es un pilar fundamental para optimizar los recursos y prestar el mejor servicio posible. La nuestra es una profesión multidisciplinar y se necesitan conocimientos de física, química, termodinámica, etcétera. No solo apagamos fuegos, también hacemos rescates de personas y aninales, atendemos inundaciones, temporales, nevadas, accidentes con mercancías peligrosas... Los nuevos efectivos van a recibir formación interna en el parque de bomberos y también formación específica en todos estos ámbitos. Además, pretendo que la formación se pueda aprovechar para reciclar a los integrantes de la plantilla, ya que llevamos mucho tiempo sin formación activa.

"No hay mujeres entre los nuevos efectivos, pero sería muy positivos y dinamizaría el servicio"

Hace un año, los bomberos dejaron de reforzar servicios de forma voluntaria y decidieron hacerlo únicamente por decreto como protesta por sus condiciones salariales, ya que tenían pendientes de abono multitud de horas extra y las noches de varios años. ¿Cómo está actualmente la situación?
El Concello ya se puso al corriente en los pagos y abonó atrasos. Eso ha sido muy positivo porque el personal necesitaba que se reconociera el sobreesfuerzo que supone tener que añadir servicios extraordinarios a su jornada laboral.

Y las divisiones entre la plantilla derivadas de este ambiente tan convulso, ¿están superadas?
El servicio era anticuado, carente de formación y durante mucho tiempo estuvo sin jefatura y con déficit de personal. Esto generó tensiones y un mal funcionamiento durante el último año. Sin embargo, tenemos un buen equipo humano que, a pesar de todas las dificultades, ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer a la ciudadanía un servicio con la mayor calidad posible.

La Xunta puso sobre la mesa la posibilidad de comarcalizar el parque municipal de bomberos. ¿Qué opinión le merece esta propuesta?
Creo que requiere un estudio profundo de necesidades, ya que hay que tener en cuenta muchos factores, tanto de medios materiales, como de personal y organización. En otros municipios no se está sacando adelante, por lo que hay que analizar todavía muchos aspectos para concluir si es o no viable.

Ahora que toma las riendas del cuerpo, ¿Cuáles van a ser las primeras decisiones que va a tomar?
Voy a apostar por la formación y reestructurar el servicio para optimizar recursos y ofrecer el mejor servicio posible a la ciudadanía.

"Hay que renovar la centralita, las comunicaciones y mejorar la seguridad en el trabajo" 
¿Cuéntan actualmente los bomberos de Lugo con los medios materiales suficientes para realizar su trabajo?
Tenemos que comprobar el estado del material con el que contamos a día de hoy, ya que hay cosas fuera de mantenimiento, como por ejemplo los EPI (Equipos de Protección Individual) de mercancías peligrosas. También hay que reestructurar la centralita y los equipos de comunicación, que actualmente no están operativos y son una herramienta de trabajo fundamental para nosotros. Además, el vehículo que más utilizamos en las intervenciones —el camión autobomba urbano ligero— está muy anticuado y no contamos con un vehículo de reserva por si algún día falla. También tenemos pendiente la adquisición de un vehículo de mando y jefatura, así como la nueva equipación para incendio estructural y el material de rescate.

En las últimas cuatro décadas fallecieron en Lugo unos 25 bomberos por cáncer y dolencias cardíacas. ¿Sería posible mejorar las medidas de seguridad en el trabajo?
Está demostrado que en nuestra profesión hay una gran afectación de ciertas enfermedades, como el cáncer, y es necesario mejorar algunos procedimientos, como la descontaminación de los equipos, Los datos están ahí y hay que empezar a hacer algo.

"El aumento de la plantilla es un balón de oxígeno y permitirá...
Comentarios