viernes. 05.03.2021 |
El tiempo
viernes. 05.03.2021
El tiempo

Se atrinchera y ataca a la Policía porque no la atienden sin cita

Oficinas en el antiguo Seminario Menor, donde ocurrió  el altercado. AEP
Oficinas en el antiguo Seminario Menor, donde ocurrió el altercado. AEP
La mujer, de 45 años, no pudo realizar una gestión en las oficinas municipales y se lió a golpes con el guardia de seguridad y con los agentes. Se negó a seguir el protocolo y acabó detenida
Entró en unas oficinas del Concello para realizar una gestión y se tomó a la tremenda que no la pudieran atender sin cita previa. De hecho, la mujer se negó a marcharse, se atrincheró en las instalaciones y se lió a golpes con el vigilante de seguridad y con los agentes de la Policía Local que acudieron a desalojarla.

Los hechos sucedieron el pasado lunes, alrededor de las once menos cuarto de la mañana, cuando la protagonista del altercado entró en el centro de servicios administrativos del Concello de Lugo –ubicado en el edificio del antiguo Seminario Menor, en la Ronda da Muralla– y solicitó que la atendieran.

Los funcionarios le explicaron que, debido a la situación actual motivada por la pandemia del coronavirus, solamente se pueden realizar gestiones en las dependencias municipales con cita previa, por lo que tendría que solicitarla si quería ser atendida. Sin embargo, la mujer se negó a seguir los protocolos establecidos y comenzó a bracear y a dirigirse a gritos a los trabajadores.

En ese momento, el vigilante de seguridad del centro se acercó a ella con el objetivo de tranquilizarla, pero la mujer se puso todavía más nerviosa, lo agarró de la cazadora a la altura del pecho y forcejeó con él, hasta que ambos cayeron al suelo. Acto seguido, la mujer se levantó y le propinó una bofetada al vigilante.

Mientras se producía la agresión, varios funcionarios llamaron a la Sala del 092, por lo que una patrulla de la Unidad Territorial de Policía de Barrio acudió de inmediato a las instalaciones. Al llegar, los agentes comprobaron que la mujer se encontraba muy alterada e intentaron calmarla. Además, le pidieron que se identificara, pero se negó, por lo que le explicaron que la iban a trasladar a comisaría.

Según explicó ayer el portavoz de la Policía Local, en ese momento, la mujer se puso de nuevo agresiva y empujó a uno de los agentes, "intentando agredirle y propinándole patadas, aunque sin que llegase a ser alcanzado". Finalmente, la mujer –de 45 años de edad y vecina de la capital lucense– fue detenida "por los delitos de desobediencia, resistencia e intento de agresión a los agentes policiales".

CONDENA. Otro hombre que se enfrentó a dos agentes de la Policía Local fue condenado a siete meses de prisión y 240 euros de multa como autor de un delito de resistencia a los agentes de la autoridad y otro delito leve de daños. Tal y como se recoge en la sentencia, dictada por el juzgado de lo Penal número 1 de Lugo, los hechos sucedieron sobre las dos del mediodía del 17 de enero de 2017, cuando los agentes procedieron a la identificación del acusado tras haber sido avisados de que estaba alterando el orden público en el interior de un establecimiento de hostelería.

En ese momento, el acusado se dirigió a los policías "de forma agresiva, con insultos, y agarró a uno de ellos por la solapa". Además, le tiró las gafas al suelo y las pisoteó hasta romper por completo los cristales. El acusado tendrá también que indemnizar al agentes.

La Policía le ofreció  asistencia médica, pero la rechazó

La Policía le ofreció asistencia médica, pero la rechazó Los agentes de la Policía Local que acudieron al centro de servicios administrativos del Concello comprobaron que la mujer que se había enfrentado al vigilante de seguridad se encontraba "en estado de nerviosismo", por lo que le ofrecieron la posibilidad de recibir asistencia médica, pero "se negó rotundamente".

Traslado a comisaría
Tras ser detenida, la mujer fue trasladada por la patrulla hasta las dependencias policiales, donde los agentes instruyeron las diligencias oportunas, que ya fueron trasladadas al juzgado de guardia de la capital lucense.

Se atrinchera y ataca a la Policía porque no la atienden sin cita