Un atractivo bautismo en vertical

RocoLugo ofreció una jornada de puertas abiertas para acercar la práctica de la escalada a todos los grupos de edad
Usuarios prueban sus habilidades en una de las zonas de escalada del rocódromo. SEBAS SENANDE
photo_camera Usuarios prueban sus habilidades en una de las zonas de escalada del rocódromo. SEBAS SENANDE

Los lucenses retomaron la actividad física y la práctica deportiva después de una eterna etapa de confinamiento. Modalidades tan populares como la carrera a pie o la natación han dejado paso a otras acciones aeróbicas y con un punto de aventura, como es la escalada deportiva, que se abre paso en Lugo.

El Pazo de Feiras y Exposiciones cuenta desde hace unos meses con uno de los rocódromos más completos del país al albergar zona de dificultad, zona de velocidad y búlder. Con más de 60 vías de escalada perfectamente equipadas.

RocoLugo ofreció una jornada de puertas abiertas con un estricto protocolo de seguridad e higiene para garantizar el bienestar y muchos aprovaron para descubrir la aventura de escalar.

Fue una primer inmersión en un espacio en el que se puede disfrutar de la escalada a todos los niveles, ya que RocoLugo pone a disposición de los usuarios la escuela de escalada, donde gracias a un curso de iniciación de 16 horas el alumno finaliza como escalador completamente autónomo.

Otra de las opciones más solicitadas por los usuarios es el bautismo de escalada; una práctica de una hora de duración donde el alumno conocerá las acciones básicas de la escalada en lo referente a la seguridad para que se progreso sea más constante y se convierta en el mejor primer contacto con esta aventura vertical que atrapará a sus practicantes.

La escuela infantil aportará unos divertidos juegos verticales con y sin cuerda para que los más pequeños, descubran todo su potencial, se diviertan y adquieran nuevas habilidades psicomotrices. Además, gracias a su moderno sistema de seguridad, los escaladores pueden entrenar y practicar de forma individual, autónoma y de forma segura.