lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

El ascensor del Sagrado Corazón ya está en pruebas

El ascensor, este jueves por la tarde, con iluminación interior. XESÚS PONTE
El ascensor, este jueves por la tarde, con iluminación interior. XESÚS PONTE
Se trata del tercer elevador público del que dispone la capital lucense

El ascensor del Sagrado Corazón comenzó a funcionar en pruebas. Se trata del tercer elevador público que hay en la capital lucense y que pretende como los demás -el de la muralla, situado detrás de la Diputación, y el de As Fontiñas- facilitar la accesibilidad a lugares y zonas de la ciudad más altas. En concreto, en el Sagrado Corazón hay una altura de más de diez metros.

La puesta en servicio, muy esperada en el barrio, no tiene fecha, pero verlo en funcionamiento generó ayer expectativas. El Concello llegó a amenazar hace meses con penalizar a la empresa constructora, la ourensana Alea, por la demora en la construcción y, tras esa advertencia, los trabajos se aceleraron. Estos trabajos fueron adjudicados en abril, con un plazo de cuatro meses, y en verano, la empresa pidió una prórroga de mes y medio. Se le concedió solo la mitad de tiempo, pero también así excedió el plazo.

El retraso de la obra afectó a los vecinos del polígono y a los usuarios de los servicios que hay en esta zona -más elevada que la avenida de Adolfo Suárez- como son el colegio, la iglesia, el centro médico y el centro social. Al estar cerrada la escalinata durante meses, los ciudadanos tenían que dar un rodeo considerable o bien subir por Burozos por una calle que tiene una elevada pendiente.

Tanto el proyecto de este ascensor como el de As Fontiñas fueron desbloqueados en el anterior mandato, tras ser concebidos hace más de una década.

Las obras comenzaron con el derribo de la escalera en la que se sitúa el entramado. El ascensor tiene formato panorámico, posibilitando así las vistas desde el interior. El sistema de embarque se realiza por la puerta sur, mientras que el desembarque se realizará por el norte, en la parada segunda y en la tercera, al nivel de la plaza de la iglesia y al lado del colegio.

La comunicación entre ambos desembarcos superiores se realizará a través de sendas pasarelas: una primera llegando a la plaza salvando un espacio de cinco metros y otra que salva una distancia de dieciséis metros, mediante la construcción de una viga-puente con estructura metálica.

El ascensor del Sagrado Corazón ya está en pruebas
Comentarios