El arzobispo de Santiago apela a un "pacto" social ante el reto educativo

Francisco José Prieto manifestó su preocupación ante el "invierno demográfico" que podría asolar las aulas, por lo que pidió una respuesta de la sociedad con aportaciones de la Iglesia
Alfonso Carrasco Rouco, Francisco Prieto y Mario Vázquez Carballo, en la conferencia. SEBAS SENANDE
photo_camera Alfonso Carrasco Rouco, Francisco Prieto y Mario Vázquez Carballo, en la conferencia. SEBAS SENANDE

El arzobispo de Santiago, Francisco José Prieto, pidió este miércoles un "pacto más allá de los partidos y los sindicatos", que incluyese al conjunto de la sociedad para hacer frente a la baja natalidad que está provocando un "invierno demográfico". Entiende que se debe "responder a estos retos sin tensiones ni polarizaciones, pero sin quedarnos estancados y tomando decisiones", en un debate del conjunto de la sociedad en el que incluyó a la Iglesia.

El prelado dio una charla en las Jornadas Abiertas de Teología, dedicadas este año a la relación entre la comunidad católica y la educación, en un salón de Afundación prácticamente lleno.

Francisco Prieto dibujó un panorama desalentador aportando cifras sobre los nacimientos en España antes de proyectar un futuro que tiene un horizonte en el que habrá "800.000 alumnos menos de 3 a 15 años en 2050".

Para plantear su visión de las propuestas que debe aportar la Iglesia se remontó a "casi 60 años atrás"  para basar su argumentación en la declaración La importancia de la educación surgida del Concilio Vaticano II de 1965, en la que se incidía en que, siendo importante "la respuesta a la necesidad social" de la institución en la formación de alumnos, "tiene una parte relevante en el progreso y en la extensión de la educación".

El arzobispo de Santiago reconoció el acierto del Estado para cubrir las necesidades docentes desde el siglo XX sin dejar de remarcar que formar al ser humano "es parte de lo que somos" en cuanto a entidad religiosa para que las creencias estén presentes en los centros porque, más allá de espacios de aprendizaje, "las escuelas son comunidades para alumnos libres y solidarios".

Desarrollando la presencia de las administraciones públicas, solicitó que "el Estado tiene que ser posibilitador; no es un actor en la educación, tiene que facilitar aquella educación que los padres quieran para sus hijos".

Prieto, acompañado por el obispo de Lugo y Mario Vázquez Carballo, no cesó en las llamadas a un "pacto global" de la sociedad para afrontar "este cambio de época".

Rehúye hablar de sus opciones para presidir la CEE

Francisco José Prieto, ourensano de 55 años, rehuyó hablar sobre la dirección de la Conferencia Episcopal (CEE). Preguntado sobre la posibilidad de que alcance la presidencia en la asamblea del día 5, contestó que "non hai presidencia maior que servir á Igrexa onde che toca, no meu caso en Santiago". El portal Religión Digital atiende al perfil moderado del arzobispo de Santiago como figura de encuentro entre progresistas y conservadores. Otros candidatos podrían ser José Cobo (Madrid), Luis Argüello (Valladolid) y José Á. Saiz Meneses (Sevilla). Con mayor probabilidad, Religion.net sitúa al ourensano en un puesto del órgano rector de la CEE, la comisión ejecutiva.

La llegada de monseñor Prieto al acto tuvo un retraso, por el que se disculpó y aprovechó para reivindicar la conexión con autovía de Lugo con Santiago y Ourense.

Comentarios