miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Arrancan los derribos en A Croa que permitirán tras 20 años legalizar las viviendas

las obras de demolición comenzaron este jueves a última hora de la tarde. SEBAS SENANDE
las obras de demolición comenzaron este jueves a última hora de la tarde. SEBAS SENANDE
Se tiran una decena de viejas construcciones vacías y el proceso abre la vía a que los vecinos escrituren sus casas, apuntó este jueves la alcaldesa

El Concello inició este jueves en A Croa el derribo de una decena de construcciones, vacías ya y que se habían levantado hace años en terrenos municipales. La demolición abre la vía a la legalización definitiva de quince viviendas sociales, construidas hace lustros pero cuyos titulares aún no las han podido escriturar.

La alcaldesa, Lara Méndez, asistió al inicio de la demolición, una operación que impulsó, defendió, para que los titulares de las viviendas puedan registrarlas formalmente como propiedad.

Las obras, con un presupuesto de 36.728 euros y un plazo de un mes, son el último paso para normalizar una situación que ha dado lugar a numerosas protestas en los últimos años.

La demolición dará como resultado una zona libre de aproximadamente 1.900 metros cuadrados para áreas verdes y dotacionales. La regidora aseguró que ese espacio será acondicionado inmediatamente para crear zonas de esparcimiento a los vecinos.

Tras la operación, ya solo queda aprobar definitivamente el parcelamiento, que ya está listo, y se podrá regularizar la propiedad de las viviendas, recalcó Méndez.

El Concello encomendó el proceso de regularización a Evislua, que en 2020 asumió la tarea de realizar el el proyecto de parcelación de esa superficie municipal, así como de hacer el estudio topográfico, la validación catastral y la prospección arqueológica de la zona, colindante al yacimiento del castro de A Croa. Esos trabajos tuvieron un coste de 35.000 euros.

El núcleo de A Croa tiene su origen en 1992, etapa en la que aún gobernaba el PP, cuando se puso en marcha un proyecto de construcción de nuevas viviendas sociales para erradicar el chabolismo en la zona. En aquel año se firmó un convenio de colaboración con el IGVS para hacer las casas y el proyecto obtuvo licencia en 1995. Los vecinos llevan viviendo allí 19 años, pero nunca lograron las escrituras de las casas.

Los lastres burocráticos llevaban, así, dos décadas frustrando las esperanzas de los vecinos de tener la plena propiedad de sus casas. Quedaban pendientes asuntos como el registro de la parcela en la que se construyeron en el Registro de la Propiedad, algo que se abordó finalmente en 2016. Los últimos trámites realizado ahora a través de Evislusa y los derribos de esas viejas construcciones ilegales pondrá fin al tortuoso proceso, según avanzó este jueves Méndez.

Arrancan los derribos en A Croa que permitirán tras 20 años...
Comentarios