El área ofrece de nuevo 30 plazas de MIR de Familia que difícilmente se cubrirán

Los residentes podrán elegir el distrito que prefieran, aunque siguen ofertándose los puestos sin especificarlo. La promoción de la pandemia recibirá una formación intensiva antes del verano que se impartirá en el CIS
Pacientes esperan a ser atendidos por su médico de Familia en el CIS de A Residencia. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Pacientes esperan a ser atendidos por su médico de Familia en el CIS de A Residencia. VICTORIA RODRÍGUEZ

El área sanitaria vuelve a ofrecer en la convocatoria de este año 30 plazas de médico interno residente de Familia, como ya hizo en 2023, cuando solo se cubrieron 19. La previsión es que, de nuevo, se ocupen solo una parte de esos puestos. Tanto en Lugo como Ourense quedaron el pasado ejercicio vacantes un tercio de las plazas para especializarse en Medicina Familiar y Comunitaria.

Las razones por las que resulta muy difícil que se ocupen esas plazas son heterogéneas. Una de las que citan la mayoría de profesionales y afectados directos es el sistema de elección, que dejó de hacerse en tiempo real en el 2022 causando un reguero de críticas porque se entiende que el actual perjudica a las provincias menos conocidas. Las malas comunicaciones e infraestructuras tampoco ayudan porque, como recuerda Pilar Rodríguez Ledo, subdirectora asistencial y responsable de docencia del área, "un residente no solo elige un lugar dónde formarse sino dónde vivir".

Una de las demandas de tutores y residentes era que se ofertaran las plazas por distritos sanitarios, aclarando si eran para el de Burela, Monforte o zona centro. La percepción es que el aspirante debía saber de antemano dónde estaría su centro de salud y que la posibilidad de acabar en uno adscrito a un hospital comarcal podía resultar disuasorio. De nuevo, no sería por la calidad de la formación, sino por la accesibilidad y comunicaciones. "Hay que recordar que la calidad de formación que se ofrece en los tres distritos es muy buena. Todos tienen características diferentes pero igual nivel de formación", insiste Rodríguez Ledo.

Finalmente, las plazas no especifican en qué distrito se ubican pero la coordinadora de docencia asegura que los residentes estarán en el que elijan. Es decir, si todos quieren estar en centros de salud adscritos al Hula podrán hacerlo, pese a que admite que no es lo deseable porque Monforte y Burela tienen una interesante capacidad formativa. El objetivo de esta medida es dar facilidades a los residentes de una especialidad demandadísima por los sistemas sanitarios.

Formación intensiva para los residentes de Familia

Por otra parte, los 23 residentes de Familia de cuarto año, que acaban su especialización este ejercicio, recibirán una formación intensiva este mismo mes. Según Rodríguez Ledo, tiene como objeto compensar en cierta medida las circunstancias en las que comenzaron su residencia, algo que en el caso de esta promoción ocurrió en pandemia, coincidiendo con una época de escasa presencialidad en centros de salud.

Sin embargo, la interpretación de muchos es que se trata de una especie de cursillo previo a una incorporación laboral temprana. Los residentes suelen acabar su etapa formativa en mayo, a tiempo para empezar a trabajar en verano, cuando la demanda de profesionales crece por las vacaciones de adjuntos y movimientos de población. Pero esta promoción empezó más tarde a causa de la irrupción del covid, por lo que su residencia termina en realidad a finales de septiembre.

Aunque hay quien da por hecho que el Ministerio se aviene a adelantar su finalización para el verano, lo cierto es que según Rodríguez Ledo "no hay ninguna comunicación oficial". Por tanto, insiste en que esa formación es un refuerzo para un grupo de residentes y que estos trabajarán en julio y agosto como ahora: bajo supervisión a demanda de sus tutores y no de forma autónoma.

De hecho, asegura que si esa actividad formativa funciona bien, cosa que cree que pasará, se repetirá cada año, también con el resto de promociones que sigan el calendario convencional.

La previsión es que las clases tengan lugar de 13.00 a 15.00 horas en el centro integral de salud de A Residencia, ya que se trata de unas instalaciones con amplias salas de formación. Los tutores ofrecerán una formación específica y práctica de cómo es trabajar como el médico principal en una consulta de Primaria, abordando desde cuestiones clínicas hasta administrativas.

"Es una ilusión y una responsabilidad poder formar a nuevos especialistas"

Marcos Rossi, jefe de Otorrinolaringología del Hula. SEBAS SENANDE
Marcos Rossi. SEBAS SENANDE

El servicio de Otorrinolaringología del Hula empezará este año a recibir residentes. "Para nosotros es una gran ilusión poder formar a nuevos facultativos especialistas. Era un objetivo que nos habíamos marcado hace ya unos años y que seguro aportará muchas cosas positivas al servicio", aseguró este lunes el jefe de servicio, Marcos Rossi.

También reconoció que supone "una responsabilidad que puedan cumplir todos los objetivos en su proceso de formación" y se mostró convencido de que "nuestra tutora de residentes, la doctora Virginia Franco, supervisará y evaluará de manera continua su aprendizaje en el conocimiento y adquisición de las habilidades necesarias en nuestra especialidad".

La de Otorrinolaringología es la única novedad de la oferta de plazas de médicos residentes este año, que incluye también en lo que se refiere al Hula dos de Anestesiología y Reanimación, una de Angiología y Cirugía Vascular, una de Digestivo, una de Cardiología, dos de Cirugía General y Digestivo, una de Traumatología, una de Endocrinología, una de Hematología, una de Medicina Intensiva, tres de Medicina Interna, una de Nefrología, una de Neumología, una de Neurología, una de Obstetricia y Ginecología, una de Oftalmología, una de Oncología Médica, dos de Radiodiagnóstico, una de Urología, dos de Psiquiatría, dos de Geriatría y dos de Pediatría.

Al margen de las especialidades médicas también se incorporarán al hospital de Lugo un residente de Farmacia en el servicio de Análisis Clínicos y otro en el de Farmacia Hospitalaria, además de un psicólogo clínico y enfermeras especialistas en Salud Mental (2); en Enfermería Obstétrico-ginecológica (2), en Enfermería Pediátrica (1) y Enfermería Geriátrica (2).

Además de las 30 plazas para residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, en los centros de salud del área lucense se formarán tres profesionales de Enfermería Familiar y Comunitaria.

En estos días, al igual que en muchos otros hospitales, en el Hula se están celebrando jornadas de puertas abiertas que tienen como objetivo dar a conocer cómo funcionan los diferentes servicios, las oportunidades formativas que ponen a disposición de los nuevos médicos y, en general, la cartera del hospital. Mayo es el mes en el que se suelen adjudicar las plazas.

Comentarios