viernes. 24.09.2021 |
El tiempo
viernes. 24.09.2021
El tiempo

En Arde Lucus como en Las Vegas: festejar y casarse

Una pareja que se conoció hace diez años en Arde Lucus. XESÚS PONTE
Una pareja que se conoció hace diez años en Arde Lucus. XESÚS PONTE
En la fiesta romana se hacen parejas, que repiten pasados los años, y se formalizan las ya existentes, algunas llegadas de otros puntos de España

Hay quien viene al Arde Lucus como quien visita Las Vegas, con intención de verlo todo, festejar y, si se tercia, casarse. Tienen además la posibilidad de hacerlo por dos ritos: el romano y el celta. Ana Macía e Isaac del Cerro eligieron el primero y se comprometieron públicamente en un templete instalado para la ocasión en la Praza Maior.

Ante un reducido público, compuesto en gran medida por curiosos y también por otras parejas en capilla para pasar por el altar romano, esta pareja llegada de Toledo dijo sus votos en latín y se comprometió a hacer a la diosa Juno, la de la familia la ofrenda de partir un pan sin levadura con la mano derecha.

Silva y Jacqueline, casándose por el rito celta. XESÚS PONTE

"Vi que se celebraban estas bodas y me apunté por Internet antes de venir", explica Ana. Ambos reconocieron que la fiesta de recreación histórica, que visitaban por primera vez, les estaba gustando mucho y que les llamaba especialmente la atención la implicación de los lucenses.

A Silvia Pérez y Jacqueline Martín, de Valladolid, lo que más les impresionó fue la cantidad de romanos que había. Una amiga que vivió en Galicia les habló de la fiesta pero estaban convencidas de que se trataba de una celebración celta. Este sábado se casaron por ese rito y fue precisamente que se organizasen esas uniones lo que las animó a venir. Durante la ceremonia, que como todas las celtas tiene lugar en Porta Miñá, se enteraron de que las parejas tienen que renovar sus votos con una nueva boda celta cada año. Solo hasta que llevan siete años ininterrumpidos de bodas anuales se considera una unión definitiva. "Va a haber que volver", dijeron ambas entre risas. Se conocieron en el instituto y llevan juntas, con algunas idas y venidas, hasta sus actuales 27 años, pero para cumplir con el rito celta hay que pasar por el altar anualmente.

Esa circunstancia la tiene clarísimo la exedil Rosana Rielo, que junto a su pareja formaba una de las 30 que pasarán entre este sábado y el domingo por el rito celta. Rielo lleva 14 años seguidos haciéndolo con lo que prácticamente dobla la exigencia de los celtas para considerar una unión definiva. Pese a todo, dijo, "non faltamos nunca".

Boda de una pareja de Toledo. XESÚS PONTE

Otros llegan al Arde Lucus cada uno por su lado y es en Lugo donde prende la chispa. Es el caso de la pareja que aparece en la imagen que ilustra esta página, vestidos de romanos y él con el hijo de ambos sobre los hombros. La pareja se conoció en un Arde Lucus hace diez años y están juntos desde entonces. En esta vigésima edición han vuelto a visitar la fiesta con un plan más tranquilo que el de entonces, mostrándosela a su hijo pequeño y esperando a otro que está en camino.

Visto lo visto en la tarde del sábado, cabe preguntarse cuántas parejas nuevas se habrán formado en esta edición, cuántas repetirán el año que viene para renovar sus votos romanos y celtas o simplemente para regresar a Lugo y celebrar su aniversario.

Recuerda que puedes participar en el concurso de caracterización del Arde Lucus. Puedes ganar increíbles premios.

En Arde Lucus como en Las Vegas: festejar y casarse
Comentarios