domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

"Apostamos por un show grandilocuente en un momento de hacer cosas sencillas"

Julián Saldarriaga (derecha) y el resto de la banda. EP
Julián Saldarriaga (derecha) y el resto de la banda. EP
Julián Saldarriaga, guitarra de Love of Lesbian, nos habla sobre su grupo, sobre cómo les ha afectado la pandemia y sobre el espectáculo que darán este jueves en el arranque del festival Caudal Fest

DE CONVERSACIÓN amena y fácil, Julián Saldarriaga desgrana apuntes de la historia y la música de Love of Lesbian, una de las bandas más representativas del movimiento indie surgido hace tres décadas como una auténtica revolución musical contraria a las tendencias diseñadas por el márketing y las discográficas. Este grupo barcelonés dará hoy el concierto estrella del Caudal Fest, en la primera jornada del festival.

Publicaron estos días en Twitter que volvían a la faena. Sin embargo, esta no es la primera actuación que dan tras la pandemia ya que, precisamente, fueron ustedes pioneros en hacer un macroconcierto sin distancias, el pasado 27 de marzo, en el Palau Sant Jordi.

No, nos referíamos a que volvemos a tocar después de una semana de descanso tras una tanda de catorce conciertos en agosto. Fue muy bonito reencontrarse con el público. Se notan las ganas de la gente de retomar la normalidad. A medida que la población va vacunándose, se tiene menos miedo y se compran las entradas de los conciertos con más antelación. Incluso, se agotaron en muchos sitios en los que tocamos.

¿Qué nos podría contar del experimento científico de Sant Jordi?

Fue increíble, se juntaron 5.000 personas sin distancias pero con mascarillas FPP2 y test de antígenos negativo y apenas hubo contagios. Fue un mes y medio de muchos nervios por lo que suponía este ensayo clínico pero queríamos ser parte de la solución de esta pandemia y no estar de brazos cruzados y decidimos tomar esta iniciativa. A raíz de ese ensayo, comenzaron a hacerse conciertos en Alemania o Inglaterra.

¿Cómo son estos conciertos de la pandemia? ¿Se harán tests antes de subirse al escenario en Lugo?

Nunca me imaginé que se podía establecer un protocolo sanitario con concierto y banda. Lo bueno es que ahora ya nos hacemos nosotros mismos un protocolo cuando salimos a tocar. Por ejemplo, antes de subir al avión, cada uno lleva un kit de testeo y hacemos la prueba, lo mismo que antes de entrar en los camerinos. Lo hacemos todos, no solo los músicos, también el resto del equipo técnico. Antes de la pandemia, venía gente a vernos a los camerinos y actuaban de una manera anárquica, por así decirlo. Ahora, les pedimos que se hagan un test. En general, todos los festivales se pusieron las pilas en estas cuestiones. Lo malo es que los protocolos cambian dependiendo de cada comunidad. En Barcelona, por ejemplo, puede estar el público de pie y en Madrid, no. También hay lugares en los que hay que llevar mascarillas y otros en los que no.

"A medida que la gente va vacunándose, se compran las entradas con más antelación y hasta agotarse"

¿Nos espera alguna sorpresa esta noche en el Caudal Fest?

¡Hacer un concierto en el 2021 ya es una gran sorpresa! Apostamos esta noche en Lugo por un show grandilocuente en un momento de hacer cosas sencillas. Tendremos una escenografía vistosa, con un juego de pantallas fuera de lo habitual. Llevábamos un año encerrados y pensamos que el público no se merece sucedáneos de conciertos.

¿Cómo vivieron los integrantes del grupo el retiro coronavírico?

Nos cogió en un momento en el que teníamos que sacar disco nuevo y tuvimos que hacer cuarentena justo a mitad de este trabajo.

¿Qué nos trae su último disco, V.E.H.N. (Viaje Épico hacia la Nada)?

Nuestra música tiene una tendencia pendular. En ‘El cometa Halley’ había canciones de seis y hasta de doce minutos; en este, de tres a cuatro. El otro tenía una portada muy vistosa; la de este es más simple. El parón del covid nos supuso cambios en las letras porque no queríamos que se quedase en un disco caduco. Por eso, hablamos de la nueva normalidad, la soledad y el aislamiento. Love of Lesbian se fundó hace 24 años.

¿Cómo se sostiene un grupo tanto tiempo sin pasar de moda? 

La mitad de la trayectoria (los diez o doce primeros años) nunca estuvimos de moda. Hasta 2011 o 2012, cantábamos en inglés y no nos hacían ni caso. A raíz del cuarto disco, comenzamos en castellano y, a partir de ahí, nuestro público comenzó a entender qué es lo que queríamos comunicar. Lo más complicado para sobrevivir tantos años como grupo es la convivencia con los compañeros, aprender a aceptar las taras de cada uno, entender cuáles son nuestros valores y no tener demasiado ego. ¿Se plantean cantar en catalán? Es algo que tuvimos en mente pero el catalán suena muy diferente, más suave y encajaría mejor bajo otro nombre, no Love of Lesbian. Ustedes sacaron una canción, ‘Catalunya bondage’, donde trataban el conflicto catalán.

"El nombre es lo que menos me gusta del grupo. Por eso ponemos directamente LOL"

¿Algo que decir de las reuniones que comenzó a tener este miércoles el Gobierno español con el de Catalunya?

Si las administraciones se hubiesen puesto a hablar, a escucharse o a pactar, no hubiésemos llegado a esta situación. Se cometieron errores gravísimos por parte de los dos lados y la población se crispó. El trabajo de los políticos sería entenderse y no mirar solo por los votos.

¿Cómo prefieren que los llamen: Love of Lesbian o LOL?

Love of Lesbian fue un nombre provocador que nos pusimos hace veinte años para llamar la atención en concursos y premios. El nombre es lo que menos me gusta del grupo y queremos dejar claro que no estamos usando una tendencia sexual para aprovecharnos. A veces, nos cuestionamos la vigencia del nombre. Por eso, ponemos directamente LOL. En México, no nos dejaron hacer una firma de discos porque temían que viniesen, textualmente, "mujeres rabiosas a la puerta".

"Ya no hace falta vender discos para promocionarse; la música indie recupera su sentido" 

¿El indie es aún la música de los 90 o, como el amor, no tiene edad? [Risas].

El indie cambió un poco de terminología. Lo que ahora se llama indie es rock alternativo. Para mí, el indie era la música que se hacía en los 90 fuera del circuito, con pocos recursos. Ahora, con software, los chavales hacen maquetas desde casa, sin tener un gran presupuesto para irse a un estudio. También desaparecieron las tiendas de discos. Ya no hace falta vender discos para promocionarse porque hay nuevas maneras de distribuir tu música. Así que ahora es cuando la música independiente recupera su sentido.

¿Puede que el indie se haya convertido en una marca?

Sí, puede ser una marca aunque no sé si vende mucho. Los periodistas tienen la necesidad de clasificar las músicas y el oyente, de identificarse con una estética o con un clan.

"Apostamos por un show grandilocuente en un momento de hacer cosas...
Comentarios