Aparecen truchas muertas en el entorno de la fábrica de la luz por el bajo caudal del Miño

Agentes ambientales dicen que es una situación que se repite cada verano y la achacan a que reciben poco oxígeno

Un agente ambiental retira uno de los ejemplares de trucha muerta, ayer. XESÚS PONTE
photo_camera Un agente ambiental retira uno de los ejemplares de trucha muerta, este lunes. XESÚS PONTE

Varios ejemplares de truchas muertas eran visibles este lunes en el tramo fluvial entre la fábrica de la luz y la pasarela peatonal de San Lázaro. Los primeros fueron vistos ya en la tarde del domingo, cuando algunos viandantes aseguraron que había numerosos cadáveres de trucha, algunos de considerables dimensiones.

Los agentes de Patrimonio Natural fueron alertados este lunes, cuando ya quedaban menos, y acudieron a media mañana al río para retirar los ejemplares muertos. El jefe territorial del distrito Lugo-Sarria aseguró que se trataba de una situación que se viene repitiendo cada verano en los últimos años, atribuible al descenso en el caudal del Miño.

El hecho de que el río lleve poca agua a su paso por Lugo hace que las truchas se encuentren en algunos puntos con muy poco oxígeno. "Pode ser que se atopen nun remolino ou que cheguen a un determinado sitio, se desorienten e non poidan saír", explicó el agente.

Concretamente, ese tramo entre el Balneario, fábrica de la luz y pasarela peatonal es escenario de otras acumulaciones previas de cadáveres de truchas. El verano pasado, varios lucenses detectaron unos cincuenta ejemplares muertos en esos mismos puntos y un grupo se aventuró a rescatar una treintena de truchas boqueantes para lanzarlas corriente abajo con el objetivo de que sobrevivieran.

Como este mismo diario informó a mediados de mes, julio fue un mes normal en cuanto al caudal del Miño pero en agosto se registró una bajada de nivel y de caudal. Las condiciones del río a su paso por Lugo en el mes de julio eran de 1,01 metros de altura y un caudal máximo de 10,48 metros cúbicos por segundo y el mínimo, de 3,72. Este lunes, según el último informe hecho público por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), en el mismo punto se detectó un nivel de 0,91 metros y un caudal de tan solo 3,74 metros cúbicos por segundo.

Las diferencias de caudal entre un mes y otros son más evidentes, aunque el mínimo sea similar, pero en realidad el nivel de oxígeno (7,3 miligramos por litro el lunes y 7,8 de media en julio) es parecido.

La Confederación confirmó que sus agentes habían tomado muestras de las aguas del Miño a su paso por el municipio para analizar, aunque los resultados no se pueden conocer hasta pasadas 48 horas. El organismo de cuenca tiene competencia sobre las aguas y Patrimonio Natural de la Xunta, sobre la fauna y flora junto al cauce fluvial.

Comentarios