viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Aparece dormido y ebrio al volante en medio de la vía y dice que no conducía

El joven paró en Doutor Balanzá. EP
El joven paró en Doutor Balanzá. EP
Alegó que no lo vieron circular, pero no explicó por qué su BMW estaba encendido e impidiendo el tráfico ►Otra acusada pidió a la jueza: "No me saque el carné por favaro, que pierdo mi trabajo"

Fue sorprendido al volante de su BMW en medio de un cruce entre dos calles -completamente dormido y ebrio- y su abogado alegó en el juicio que no se puede probar que el acusado condujera su turismo hasta ese lugar antes de dormirse .

El acusado, con iniciales D.S.T., se acogió este martes a su derecho a no declarar y su abogado solicitó su libre absolución, a pesar de que no ofreció ninguna explicación de por qué el acusado dormía en su turismo, que estaba encendido, con las luces puestas y obstaculizando el paso a los demás conductores.

Según explicó la Fiscalía, el 19 de julio de 2019, sobre las cinco de la madrugada, el joven conducía su coche por la calle Doutor Balanzá "tras haber ingerido bebidas alcohólicas".

Por este motivo, al llegar a la confluencia con la calle Xosé Ferro, el conductor se durmió al volante, por lo que una patrulla de la Policía Local acudió al lugar y sometió al conductor a la prueba de alcoholemia, en la que arrojó un resultado de 1,02 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuatro veces más de lo permitido. Los agentes también hicieron constar en el atestado que el hombre presentaba otros síntomas "que evidenciaban su estado", como halitosis alcohólica o deambulación titubeante.

Al ver el resultado de la prueba, los agentes le ofrecieron la posibilidad de contrastar el resultado con un análisis de sangre u orina, pero el acusado declinó esa posibilidad.

Al contrario que el abogado de la defensa, el ministerio fiscal considera "obvio" que el hombre condujo su vehículo hasta el lugar en el que apareció durmiendo, por lo que solicitó para él una multa de 1.620 euros, así como la retirada del permiso de conducir durante 15 meses. El juicio por este caso se celebró ayer en el Penal 1 y quedó visto para sentencia.

CARNÉ. El mismo juzgado celebró este martes otra vista contra una mujer, con iniciales M.C.F.S., acusada de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
La Fiscalía alega que el 5 de julio de 2019, sobre las ocho y media de la mañana, la mujer conducía su turismo por las vías de estacionamiento de una gasolinera del polígono de O Ceao, "con sus facultades mermadas como consecuencia de la ingestión previa de bebidas alcohólicas".
Una empleada de una cafetería observó que la conductora realizaba maniobras extrañas, por lo que le sacó las llaves, llamó a la Policía Local, y los agentes sometieron a la mujer a la prueba de alcoholemia, en la que arrojó una tasa de 0,95 miligramos por litro de aire espirado, casi cuatro veces más de lo permitido. Además, tal y como quedó recogido en el atestado, la acusada presentaba otros síntomas de embriaguez, como "ojos brillantes, pupilas dilatadas, halitosis alcohólica, movimiento oscilante de la verticalidad del cuerpo o comportamiento arrogante".
La acusada, por su parte, alegó en el juicio que no condujo el coche en ningún momento. «La camarera me dijo que me iba a llamar un taxi y yo entré en el coche porque tenía frío», dijo. La testigo explicó que el coche apenas se desplazó, pero reconoció que la mujer encendió el contacto e "hizo el amago" de salir, una actuación que la Fiscalía considera suficiente para condenarla por un delito contra la seguridad vial, por el que solicita una multa de 2.160 euros y tres años de retirada del permiso de conducir.
En su derecho a la última palabra, la acusada pidió a la jueza que no la condenara. "No me saque el carné por favor, lo necesito para trabajar y sin él pierdo mi trabajo", concluyó.

Aparece dormido y ebrio al volante en medio de la vía y dice que no...
Comentarios