Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

Tres años sin tramitar un caso de drogas que podría declararse nulo

Archivos acumulados. XESÚS PONTE
Archivos acumulados. XESÚS PONTE

El juzgado localizó, hace quince días y sobre la mesa de un funcionario, informes y oficios policiales sin comunicar las partes

Un ejemplo de la dilación que lleva el juzgado de instrucción número 1 de Lugo en ciertos asuntos es un caso que salió a la luz hace unos quince días con decenas de escritos, informes y oficios policiales pendientes de tramitación y de notificación a las partes relacionados con un operativo de investigación de drogas iniciado hace ya cuatro años.

El juzgado localizó esta documentación sobre la mesa de un funcionario, que no fue comunicada a las partes ni notificada desde 2015 lo que, a su vez, podría dar lugar a pedir la nulidad de actuaciones por dilación procesal.

La investigación se sigue por un caso de tráfico de drogas, en concreto heroína y cocaína. Las actuaciones comenzaron en 2014, aunque buena parte de este tiempo el caso ha permanecido bajo secreto sumarial. Se iniciaron después de localizar en un punto de venta distintas cantidades de droga dispuestas para su distribución al menudeo.

A partir de ahí, la Policía Nacional comenzó a investigar, a realizar seguimientos, vigilancias y escuchas, que dieron como resultado la detención de decenas de personas y el ingreso provisional de muchas de ellas en prisión.

A raíz de las pesquisas, la causa llegó a acumular 71 personas imputadas y 19 tomos de documentación, lo que suma más de 12.000 folios.

TOMO. Ahora, el juzgado informó de la apertura del tomo 20, que estará formado, según comunicó a las partes la letrada de la Administración de Justicia (LAJ) de instrucción 1, por los "escritos pendientes de tramitar, los cuales fueron encontrados sobre la mesa del funcionario encargado de su tramitación, sin unir, proveer ni tramitar".

Ambiente
Trabajadores quemados
Este tipo de situación está produciendo. entre el personal, "una situación de síndrome del trabajador quemado", precisamente por el exceso de responsabilidad ante una carga de trabajo inasumible". Según el sindicato, los trabajadores sufren desmotivación, estrés y ansiedad, a los que además se les exige "un plus de profesionalidad".
Punto de mira
El sindicato afirma que el juzgado de instrucción 1 de Lugo "está permanentemente en el punto de mira", tanto en la prensa como por parte del Consejo General del Poder Judicial, que acaba de realizar una inspección extraordinaria.

Tres años sin tramitar un caso de drogas que podría declararse nulo
Comentarios