jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

Dos años y medio de cárcel por robar una cajetilla de tabaco a un joven

La Ronda das Fontiñas es una de las zonas de la capital lucense con más establecimientos de hostelería. AEP
La Ronda das Fontiñas es una de las zonas de la capital lucense con más establecimientos de hostelería. AEP
El condenado atacó a la víctima en un bar de Fontiñas y le retorció la mano hasta que le rompió un dedo

Atacar a un joven en un bar para robarle una cajetilla de tabaco le costó a un lucense una condena de dos años y medio de prisión, así como 240 euros de multa. El juez del Penal número 2 de Lugo considera que el acusado cometió un delito de robo con violencia, uno de lesiones y otro leve de amenazas, pero no ve pruebas contra sus tres acompañantes, que también fueron acusados, por lo que los absuelve.

El altercado se produjo el 8 de febrero de 2017, sobre las once y media de la noche, en un bar sito en la zona de Fontiñas, en la acera de enfrente de la Rúa Outono. Ese día, los acusados y otras personas habían "celebrado un cumpleaños" y acabaron la tarde "tomando unas cervezas" en ese establecimiento, tal y como ellos mismos explicaron.

En un momento dado, un joven, al que conocían con anterioridad, entró en el bar a comprar tabaco. El camarero le activó la máquina expendedora y el chico metió las monedas y retiró la cajetilla. Justo en ese momento, uno de los acusados se acercó a él y le pidió que sacara otro paquete y que se lo entregara. El joven se limitó a negarse e intentó seguir su camino, pero, según contó en el juicio -que se celebró el pasado 7 de marzo-, el asaltante comenzó a darle manotazos en la mano y se la agarró con fuerza hasta que consiguió arrebatarle el tabaco que acababa de retirar. Además, no contento con haber conseguido los cigarrillos, el joven le exigió dinero e intentó robarle el teléfono móvil que guardaba en un bolsillo del pantalón.

En la vista oral, el ministerio fiscal alegó que, mientras el asaltante le quitaba la cajetilla, los otros tres acusados rodearon a la víctima y le propinaron varias patadas y puñetazos. "Estaban los tres a mi espalda y me golpearon, aunque no pude ver exactamente donde me pegaba cada uno", dijo el chico. Finalmente, la víctima logró zafarse del asaltante y llamó al 091. Los agentes llegaron de inmediato al lugar y se encontraron a los cuatro acusados en el interior del bar, terminando tranquilamente sus consumiciones.

La víctima, que sufrió una fractura en un dedo de la mano derecha, denunció los hechos y los cuatro jóvenes fueron acusados de un delito de robo con violencia y otro de lesiones. Los acusados negaron los hechos ante el juez del Penal número 2 de Lugo y afirmaron que todo lo que decía el denunciante "era mentira".

Finalmente, el magistrado concluye que uno de los asaltantes agredió a la víctima, le rompió el dedo y le arrebató la cajetilla. Sin embargo, considera que "no quedo acreditado" que sus tres acompañantes golpearan a la víctima o participaran en la sustracción, por lo que los absuelve.

Además de las penas de prisión y multa, apoderarse de la cajetilla de tabaco -que le había costado a su propietario 4,30 euros- le saldrá caro al acusado, ya que tiene que indemnizar a la víctima en 4.225 euros y al Sergas en 1.485, lo que suma 5.710 euros. El acusado recurrió el fallo, pero la Audiencia de Lugo lo confirmó.

Dos años y medio de cárcel por robar una cajetilla de tabaco a un...