miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

MIGUEL ÁNGEL PÉREZ TRABADELO

"Si el año pasado y este no trabajamos en el extranjero, las hubiésemos pasado canutas"

Miguel Ángel Pérez Trabadelo, en la fábrica de A Pontes. EP
Miguel Ángel Pérez Trabadelo, en la fábrica de A Pontes. EP
Pese a los reveses que suponen las restricciones por la pandemia y el desabastecimiento y encarecimiento de materiales, el Grupo Empresarial Migán, que fabrica equipos para restauración, aumentará su facturación este año en un 40%, gracias a su apuesta por el comercio exterior, con proyectos en países como Etiopía, EE .UU . o Arabia Saudí

¿Por qué asisten del 25 al 27 de noviembre a una feria en Pekín?
Entablamos relación con una constructora china, que es una de las tres más grandes del mundo, con la que estamos a punto de acabar el equipamiento de la torre del Banco Comercial de Etiopía, que es un proyecto de un millón y medio de euros, y con la que también montamos todo el equipo de restauración del centro comercial de una multinacional europea en Puerto Rico, que fue una obra de 2,8 millones. De ahí salió esta exposición de Pekín para hacer nuevos contactos y aumentar nuestro mercado en China. Nosotros llevamos 14 años comprando componentes en China para fabricar nuestros equipos de frío, evaporadores… Lo conocemos como compradores, pero no como vendedores y esta alianza es muy importante para introducirnos en el mercado chino.

¿Por qué se abastecen en China?
La materia prima es un 70 o 80% más barata que en Europa. Además, sus fabricantes se adaptaron a nuestras necesidades, cumpliendo las normativas europeas.

¿Cómo superan la pandemia?
Este año va a ser muy bueno en facturación, con un crecimiento del 40% con respecto al año pasado, porque ya teníamos proyectos cerrados y porque nuestros clientes son multinacionales que siguieron adelante con las obras, pese al covid. Pero con un margen más reducido.

Si un contenedor desde China antes nos costaba 4.000 euros, ahora son 16.000 y tarda tres meses más

¿Qué ha supuesto esa apuesta por el comercio exterior?
Este año el 60% o 70% de nuestra facturación es de comercio exterior: Etiopía, Estados Unidos, Arabia Saudí…, en donde tenemos un cliente muy bueno al que le fabricamos unas enfriadoras de agua de casi 60.000 litros cada una. Si el año pasado y este no llegamos a trabajar en el exterior las hubiésemos pasado canutas, porque nuestro principal cliente, las cadenas hoteleras, tuvieron cerrados los hoteles en España o a medio gas. Antes de la pandemia el comercio exterior suponía el 20 o 25% de nuestra facturación.

¿Cómo les afecta el desabastecimiento de componentes?
Los componentes y el transporte. Nosotros compramos mucho en China. El porte de un contenedor que antes nos costaba 4.000 euros ahora son 16.000. Si antes tardaba unos 40 días, ahora son 90 o 100, en el mejor de los casos. A finales de julio teníamos que haber recibido un cargamento y está previsto que llegue estos días, tres meses después. Es una guerra terrorífica. No sabemos cuál es la causa. Las navieras le echan la culpa a los fabricantes chinos, pero a estos les perjudica mucho porque tienen las fábricas llenas de material, ya que las empresas esperan a que bajen los portes para comprar, así que tienen que parar la producción porque no tienen dónde meter la mercancía. Esto provoca que este año proveedores de acero inoxidable, hierro, aluminio, compresores… nos han subido la tarifa cuatro o cinco veces.

Nunca es buen momento.
El mercado empezaba a ponerse bien porque hay demanda, pero estamos fastidiados porque no hay materia prima y encima esta ha subido una monstruosidad. La incertidumbre es total, aunque nosotros estamos funcionando al 100% con carga de trabajo hasta agosto del año que viene.

¿Y el recibo de la luz?
Otro problema más. A finales de septiembre llevábamos 12.000 euros más de coste de energía eléctrica que el año pasado, un 35% más, y no lo podemos repercutir.

A finales de septiembre llevábamos 12.000 euros más de coste que el año pasado, un 35% más

¿Tienen dificultades para encontrar mano de obra?
Tenemos problemas para encontrar soldadores, plegadores, delineantes… No encontramos y los que vienen no tienen experiencia, ni están cualificados. Además, solo queremos gente de Lugo. Tenemos la experiencia de que cuando traemos a trabajadores de otras provincias, los formamos y cuando están preparados, si encuentran otro trabajo en su localidad de origen, se marchan.

¿Qué proyectos tienen?
Tenemos dos hoteles en Milán, otro en Alemania, en Vigo, Barcelona, Madrid, Sevilla y Tenerife. Estamos además con varias residencias para personas mayores en Pontevedra, Vigo y Barcelona y con la restauración de varias de las 18 áreas de servicio que hay en la autopista de Barcelona a Alicante (AP-7), que ahora es gratuita. También vamos a montar otros dos centros comerciales en Puerto Rico y México para una multinacional europea.
 

Raíces | Una empresa familiar con 60 años de historia

Miguel Ángel Pérez Trabadelo es uno de los cinco hermanos (dos hombres y tres mujeres) que trabajan en la empresa que puso en marcha su padre hace 60 años, asentada en el barrio de A Ponte. Este ejecutivo se incorporó al negocio familiar hace 38 años y desde hace trece la dirige.

El Grupo Empresarial Migán va por la segunda generación. Miguel Ángel Pérez asegura que es "muy difícil" el devenir de las sociedades familiares. Considera que la clave del éxito es que cada uno asuma una parcela de responsabilidad (comercial, logística, contabilidad...).

"En vida de mi padre hicimos un protocolo familiar en el que marcamos las pautas a seguir. Es muy importante tener marcadas las responsabilidades de cada uno, aunque tiene que haber una cabeza visible. Si todos estamos en todas, no funciona", afirma el director general.

REVÉS. Migán, que este año prevé aumentar su facturación en un 40% y que tiene 55 empleados —con una media de edad de 25 años—, atravesó por un momento delicado cuando en 2014 tuvo que presentar concurso de acreedores, debido a que varias constructoras le arrastraron en su caída porque le adeudaban cinco millones.

Miguel Ángel Pérez considera que en España "el 98%" de los procedimientos concursales que se presentan están condenados a la liquidación. Se da el paso demasiado tarde, cuando "ya están asfixiadas". Pero en su caso no fue así. Esta empresa familiar salió adelante de ese "bache", según recuerda, porque "tuvimos la suerte de que teníamos trabajo y nuestros clientes siguieron apoyándonos ".

"Si el año pasado y este no trabajamos en el extranjero, las...
Comentarios