martes. 20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo

¿Animales o mercancía?, una lucense denuncia el trato a los cachorros en una tienda

La perra que intenta adoptar la denunciante .
La perra que intenta adoptar la denunciante .
"Quise adoptar a la perra, sorda y enferma, pero me pedían 790 euros o me daban una sana, como si fueran camisetas", se lamenta

Siente adoración por los animales y ver que no reciben los cuidados que necesitan le impide quedarse de brazos cruzados. María (nombre ficticio) entró hace unos días en una tienda de mascotas de la capital lucense y fijó su mirada en un cachorro de bulldog francés que no rebosaba salud. "Era una perrita y estaba extremadamente delgada. Se le notaban todas las costillas y apenas se movía. Parecía desnutrida y enferma".

En la misma vitrina había otro cachorrro de Pintcher, también con mal aspecto. "Salí de la tienda con un nudo en el estómago y pensé que tenía que hacer algo, así que llamé a la Policía Local para contar el estado en el que había visto a los animales". De hecho, los agentes acudieron a la tienda y la denunciaron por infracción a la Ley de Protección y Bienestar de los Animales de Compañía de Galicia, que prohíbe su exhibición para la venta en escaparates o zonas expuestas a la vía pública, o a modo de reclamo. Esta conducta acarrea una sanción económica de hasta 500 euros.

La chica, que denunció ante el Seprona, se ofreció a adoptar a la perra y a pagar los gastos veterinarios

Sin embargo, el objetivo de María no era lograr que el comercio pagara las consecuencias de la desatención a los perros, sino asegurarse de que los cachorros se iban a recuperar en lugar más idóneo, por lo que volvió a la tienda. "Entré otra vez y ya solo estaba la perrita bulldog. Le pregunté a la dependienta el precio y me dijo se vendía por 790 euros, pero que estaba enferma y por eso estaba tan delgada. Me explicó que tenía un problema intestinal y que estaba sorda de un oído".

A María se le pusieron los pelos de punta cuando escuchó las explicaciones de la empleada. "Le pregunté que cómo podían estar haciendo negocio con un animal enfermo y me dijo que tenían proveedores y que si quería otro perro, me conseguían uno sano. Así, con toda la naturalidad, como si fueran camisetas en lugar de animales".

Esta lucense no se dio por vencida y se ofreció para adoptar al animal. "Me pareció indignante el modo en el que estaban tratando a la perra y me ofrecí para adoptarla. Le dije a la chica que si me la cedían o me la dejaban adoptar yo le firmaba los papeles que hiciera falta y me comprometía a pagar todos los gastos médicos que necesitara la perrita para recuperarse, pero la respuesta que me dieron es que ellos no tenían esa opción y que si quería el animal tenía que pagar los 790 euros".

María le pidió a la empleada que lo consultara con sus jefes y le dejó su número de teléfono, con la esperanza de que recapacitaran y antepusieran la salud del cachorro al negocio. "Al día siguiente me llamaron y me dijeron que le bajaban el precio y que me la dejaban en 500 euros. Yo no daba crédito a que siguieran negociando con un animal enfermo. Me pareció totalmente cruel".

Indignada y atónita, la joven regresó una vez más a la tienda, pero ya no vio a la perra. "Me dijeron que ya no estaba y no me dieron más explicaciones. Yo le pregunté a la dependienta una y otra vez por su paradero, pero no me aclaró nada. Primero me dijo que la habían vendido y después que estaba en el veterinario, no supe nada más".

María se quedó preocupada y decidió acudir a la comisaría de la Policía Local para preguntar por la perra, ya que los agentes habían comprobado durante su intervención en la tienda que los animales necesitaban atención veterinaria. "Me dijeron que ellos habían realizado las gestiones pertinentes y que ahora los animales eran competencia de la Xunta. Me quedé sin saber muy bien que hacer y fui al Seprona a denunciar el caso".

El pasado jueves, la joven puso la denuncia en la comandancia de la Guardia Civil de Lugo, pero sigue sin conocer el paradero de la perra que intenta adoptar. "Espero que alguien me pueda decir qué paso con la perrita y si se encuentra bien. Yo voy a seguir intentando localizarla por todos los medios. Me parece increíble que se trate a los animales de esta manera", concluye.

¿Animales o mercancía?, una lucense denuncia el trato a los...