Blanco, sobre la comisaría: "Es un reto ambicioso en el que no vamos a escatimar esfuerzos ni recursos"

El delegado del Gobierno en Galicia y la alcaldesa han revelado la ubicación exacta del futuro inmueble: "Ya no hay vuelta atrás"

Pedro Blanco y Paula Alvarellos, este miércoles en Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Pedro Blanco y Paula Alvarellos, este miércoles en Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

El Concello de Lugo cederá una parcela en Abella para la nueva comisaría de la Policía Nacional, una infraestructura que se materializará "a medio prazo" pero para la que ya no hay marcha atrás, tras años de "falsas promesas" e "ideas peregrinas" por parte del PP, afirmó este miércoles el delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco.

"Ya no hay vuelta atrás. Lugo contará con una nueva comisaría de la Policía Nacional", ha comenzado diciendo la regidora lucense, Paula Alvarellos, en una rueda de prensa ofrecida en la casa consistorial en la que la alcaldesa ha revelado la ubicación exacta del nuevo edificio, que estará situado en la zona norte de la ciudad para cumplir así con el "compromiso inquebrantable", ha dicho, adquirido en su momento con los colectivos vecinales.

La comisaría se ubicará en una parcela de 2.167 metros cuadrados situada en la confluencia de las calles Orquídea y Aquilino Iglesia Alvariño. Está próxima a dos instalaciones educativas —el CEIP Casás y el IES Leiras Pulpeiro—, al centro comercial y al aparcamiento público que está construyendo la Xunta para dar servicio a las nuevas instalaciones de A Residencia.

Una comisaría "adaptada a los estándares del siglo XXI", ha precisado Alvarellos, que podría ser ampliada mediante la cesión de una segunda parcela cercana, de unos "400 metros cuadrados", para complementar la obra que será puesta a disposición del Ministerio "de la forma más ágil" posible para su inclusión en el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado.

Un trabajo "a medio plazo"

En la rueda de prensa convocada en las instalaciones del Ayuntamiento, en la que también han estado presentes el jefe superior de Policía de Galicia, Ramón Gómez Nieto; el comisario provincial, Luis Miguel Romera; y la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez; el delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, ha calificado la actuación como la solución a "un compromiso histórico" con la ciudad.

"Es un reto ambicioso en el que no vamos a escatimar ni esfuerzos ni recursos", ha manifestado Blanco, para acto seguido destacar la capacidad del Gobierno de Pedro Sánchez para "desbloquear" una demanda histórica tras "las promesas incumplidas del PP tanto en el Gobierno central como en el Gobierno de la Xunta de Galicia".

"Frente a las falsas promesas y las ideas peregrinas del PP", ha incidido el delegado del Gobierno, "Lugo tendrá una comisaría para los próximos 100 años", ha proclamado, antes de resaltar la inversión del Ejecutivo central de "45 millones de euros" en Galicia para mejorar las infraestructuras de la Policía Nacional y la Guardia Civil en la comunidad, y comprometer "la actualización del Plan de Infraestructuras 2019-2025", para incluir en él la nueva comisaría de Abella.

Aunque se habían contemplado a lo largo de los últimos meses diversas localizaciones para albergar la nueva comisaría de la Policía Nacional, Pedro Blanco ha destacado, a propósito de la que ha resultado finalmente elegida, su "óptima" ubicación en un lugar de "acceso cómodo y fácil" para todos los usuarios y con "comunicaciones rápidas".

No han trascendido, sin embargo, ni las cifras de la inversión necesaria para acometer la obra ni los plazos para su ejecución, toda vez que el delegado del Gobierno en Galicia se ha limitado a apuntar que se trata de "un trabajo a medio" plazo que contará con una inversión "muy importante".

Comentarios