"Los alumnos del Ramón Falcón harán proyectos de interiorismo para locales vacíos"

Los locales cerrados del centro de Lugo que están disponibles para el alquiler o la venta serán el escenario de los trabajos de fin de grado. Ramón Cabarcos, director de la EASD, explica en qué consistirá
Ramón Cabarcos, director de la EASD Ramón Falcón. SABELA FREIRE
photo_camera Ramón Cabarcos, director de la EASD Ramón Falcón. SABELA FREIRE

La escuela de arte Ramón Falcón y Lugo Monumental llevarán a cabo este próximo curso un novedoso programa que busca la renovación del centro de la ciudad, promocionar los locales vacíos y a los alumnos del grado de interiorismo. Los propietarios de locales comerciales cerrados que busquen el alquiler y la venta se pueden apuntar al programa para que los futuros diseñadores de esta titulación creen un proyecto de interiorismo de su establecimiento.

¿Cómo surgió la iniciativa?

Nos dimos cuenta de que en Lugo hay muchos locales cerrados, pendientes de alquiler o venta. Se nos ocurrió que una buena forma de promocionarlos sería con los proyectos que nuestros alumnos hacen en el grado de diseño de interiores. En el último curso, en su trabajo de fin de grado, hacen un diseño completo de algún emplazamiento. Esto es muy beneficioso porque los alumnos pueden poner en marcha sus conocimientos en condiciones reales. Durante cuatro meses o un año, depende del alumno, trabajarán sobre un local en concreto de Lugo.

¿Cuál será el resultado final que se entregará al propietario y se expondrá?

Unas infografías con el diseño del local que se colocarán en los escaparates para ilustrar el trabajo y esfuerzo del alumno. Esto ayudará a la venta o alquiler, ya que muestra de forma más visual las posibilidades del local. También se dará a conocer la labor de la escuela y al propio autor de la propuesta, que expondrá su trabajo, de modo que el público podrá verlo.

"Creo que el proyecto favorece a los locales, a los alumnos, a la escuela y al aspecto general del centro de la ciudad"

¿Qué locales pueden formar parte del proyecto?

Locales del centro de la ciudad, en calles con tránsito. Nos interesan emplazamientos donde se le pueda dar visibilidad al trabajo. Deben tener escaparate y estar a pie de calle para que se puedan exponer las infografías. Los que no tienen, cuentan con la opción de colocar alguna zona expositiva donde nosotros podamos poner las infografías. Es una iniciativa que beneficia a todos, de forma que queremos que se unan cuantos sea posible. Para inscribirse deben contactar con Lugo Monumental o con la escuela de arte. Estos locales deben inscribirse antes de septiembre, para que los alumnos puedan trabajar. En el proyecto participarán entre 20 y 30 locales de Lugo, según nuestro plan.

¿Ya se habían hecho trabajos así en el grado de interiorismo?

La iniciativa parte por eso. Ya creamos antes esos proyectos, pero ahora queremos darle una escala mayor. En cursos anteriores no los aprovechábamos, ni para promocionar el local, ni a los alumnos ni al centro. Por decirlo de otra manera, eran trabajos teóricos que se hacían y se guardaban en un cajón. Lo que se nos ocurrió a la escuela de arte y a Lugo Monumental es que la mejor manera de llevar a cabo estos proyectos es con alguien que quiere promocionar su local. Muchas veces con el cartel de se alquila y una breve descripción no se aprecian las verdaderas posibilidades del local y de esta forma el potencial queda mucho más visual.

¿No podría considerarse competencia desleal?

No es un trabajo que siga el encargo a medida del dueño, si no que es el propio alumno, junto a su tutor, quien diseña bajo su criterio. Lo que hacen es entregarle una propuesta de posibilidades al dueño, pero no la que él desea. El diseño es completamente decisión del alumno. Lo que si que podría ocurrir es que, si esa propuesta es de su interés, el propietario puede contratar al alumno, puesto que ya está apunto de titularse. A partir de ahí, el alumno de ajustará a la idea del propietario con un acuerdo económico. Esto también sería muy bueno para el estudiante, porque tiene una buena oportunidad para poder empezar su carrera laboral. Pero antes de ese momento no se hace el proyecto a medida del propietario, porque sería intrusismo para los profesionales y competencia desleal.

Comentarios