martes. 23.07.2019 |
El tiempo
martes. 23.07.2019
El tiempo

Unos alumnos muy profesionales

Un momento de las sesiones de fotografía de modelos del Muralla Romana en la Ramón Falcón. XESÚS PONTE
Un momento de las sesiones de fotografía de modelos del Muralla Romana en la Ramón Falcón. XESÚS PONTE

Estudiantes del Muralla Romana y la Ramón Falcón cooperaron en un proyecto de imagen fotografía que les permitió experimentar los desafíos que afrontarán al empezar a trabajar

LUGO. La Escola de Arte e Diseño Ramón Falcón se transformó el jueves en una pasarela de moda. Sobre ese escenario, los alumnos de fotografía del centro pusieron a prueba sus capacidades profesionales. Del otro lado de la cámara estuvieron estudiantes del área de imagen de personal del instituto Muralla Romana.

Ambos centros cooperaron para que los estudiantes se pusieran a prueba y comprobaran su capacidad de sacar adelante un trabajo tan duro como es el de un desfile o el de hacer fotografías de moda. Se trata de trabajos donde hay que medir todo muy bien y pensar cada detalle, para lograr el resultado que se busca.

Los alumnos del Muralla Romana se ocuparon del peinado y maquillaje de los modelos. Rosana Lorenzo, profesora de ese centro y coordinadora de la iniciativa, detallaba que el objetivo era colocar en un escenario real a los estudiantes que quieren dedicarse a ser maquilladores profesionales, como forma de experimentar los desafíos reales que hay que afrontar ante un trabajos profesional.

Los estudiantes trabajaron previamente sobre maquillajes y peinados y alumnos del área de imagen de personal del Muralla Romana actuaron como modelos. "Haciendo de modelos aprenden a experimentar la tensión que genera un desfile y eso las permite tener empatía y entender cómo se sienten las personas con las que van a trabajar cuando den el salto al mundo profesional", indicaba el jueves la profesora. "El reto es perfeccionar capacidades técnicas, pero también desarrollar competencias emocionales", señalaba la profesora, que destacaba que el objetivo es lograr una formación completa de los alumnos que salen del centro.

Los alumnos afianzan técnicas profesionales, pero también competencias emocionales con la experiencia

La idea era que ese mismo bagaje profesional logran los alumnos de fotografía de la Ramón Falcón. Los alumnos de ambos centros han trabajado últimamente a fondo en el proyecto y la sesión del jueves cerraba un trabajo previo en el que se implicaron todos y que ya incluyó ensayos del proyecto que se formalizaba el jueves, indicó Lorenzo. En la experiencia participaron veintidós alumnos, todos muy implicados, dijo Lorenzo.

Es el segundo año que se lleva a cabo esa experiencia de cooperación entre alumnos de los dos centros.

Se profundiza así en un modelo de formación que el Muralla Romana invita a experimentar a sus alumnos cada año. Así, por ejemplo, ese centro también convoca cada curso un concurso intercentros que permite una jornada de convivencia entre alumnos de distintos institutos, una competición en materia de conocimientos y también que los alumnos que se preparan para trabajar en labores de organización se pongan a prueba en una experiencia real durante un día en el que nada puede quedar al azar.

Unos alumnos muy profesionales
Comentarios