jueves. 19.05.2022 |
El tiempo
jueves. 19.05.2022
El tiempo

Alas para el Sagrado Corazón: el barrio ya tiene ascensor

El Concello puso en servicio la instalación largamente esperada por los vecinos y vital para varios servicios

El Sagrado Corazón es desde este viernes un poco más accesible. El Concello puso en funcionamiento el ascensor que conecta el núcleo del barrio con la calle Adolfo Suárez y se hizo realidad así un proyecto que arrastró tantos gafes que llegó a demorarse lustros.

Es el tercer elevador urbano de la ciudad, tras el que da acceso a la muralla y el de Fontiñas, y facilitará el acceso a uno de los barrios menos accesibles de Lugo y cuya realidad está condicionada por el envejecimiento de muchos de sus vecinos, gran parte de los cuales llegaron allí cuando se construyó ese polígono, impulsado hace aproximadamente medio siglo por la entonces Caja de Ahorros de La Coruña y Lugo.

La construcción del elevador del Sagrado Corazón se adjudicó finalmente el año pasado, con un presupuesto inicial de 240.000 euros, a la firma ourensana Alea. La previsión inicial era que el ascensor pudiera empezar a funcionar tras el verano, pero las obras se ralentizaron y el Concello llegó a amenazar con sanciones a la constructora, para que volviera a imprimir ritmo a las obras.

Y es que el servicio de ascensor era muy demandado por los vecinos, pero además el proceso de construcción, y la demora, no ha dejado de provocar molestias. Para empezar, porque las obras obligaron a demoler la escalinata que comunicaba el barrio con Adolfo Suárez y que suponían el acceso más rápido para llegar al barrio desde el centro de la ciudad.

El retraso de la obra afectó a los vecinos del polígono y a los usuarios de los servicios que hay en esta zona -más elevada que la Avenida de Adolfo Suárez- como son el colegio, la iglesia, el centro médico y el centro social. Al estar cerrada la escalinata durante meses, los ciudadanos tenían que dar un rodeo considerable o bien subir por Burozos por una calle que tiene una elevada pendiente.

Desde este viernes, para los vecinos todos esos problemas son ya pasado. Estrenan un servicio que se anunció hace lustros y que sufrió muchos cambios a lo largo de los años. Por ejemplo, inicialmente se había previsto que hubiera dos elevadores. Luego, la obtención del terreno para instalarlo se convirtió en otro obstáculo.

Alas para el Sagrado Corazón: el barrio ya tiene ascensor
Comentarios