domingo. 08.12.2019 |
El tiempo
domingo. 08.12.2019
El tiempo

Aguas Férreas tendrá el primer residencial sostenible de Galicia

Infografías del aspecto que tendrá el edifico. EP
Infografías del aspecto que tendrá el edifico. EP

►El edificio, situado en el solar frente a la plaza, tendrá 32 viviendas construídas según el código Breeam de máxima eficacia energética
►La promotora cuenta con empezar las obras a finales de julio o principios de agosto y que se prolonguen durante unos 18 meses

A finales de julio o principios de agosto comenzará la urbanización de uno de los solares más cotizados que quedan libres en la ciudad, el situado junto a la Plaza de Augas Férreas. Una de sus esquinas la ocupará el primer edificio residencial plenamente sostenible que se construirá en Galicia y que se calcula que estará levantado a primeros de 2020.

Se trata de una edificación que seguirá los estrictos estándares del código Breeam (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology), el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder a nivel mundial, con más de 541.000 edificios certificados en 77 países desde su creación. Lo implica, en esencia, es que desde su mismo planteamiento, incluidas ya las obras, todo está enfocado al ahorro energético.

Hasta la elección de la parcela donde se va a levantar obedece a estos requerimientos, y se han de contemplar también "las emisiones de CO2 durante la vida útil del edificio y que son agrupadas, entre otras, en categorías como transporte (acceso al transporte público, fomento del uso de bicicletas, cargadores para coches eléctricos...), residuos (aspectos relacionados con el almacenaje previo a su recogida y tratamiento) o contaminación (uso de refrigerantes y aislantes con un bajo potencial de calentamiento global, instalaciones de calefacción con baja tasa de emisión Nox...)", según informan desde Dmanán Vivienda, la corporación que levantará el edificio y que es una división de Ingapan.

Se trata de una urbanización privada con 32 viviendas de uno, dos o tres dormitorios, todos con trastero y garaje, pero todos con la misma superficie: 109 metros cuadrados, salvo los cuatro áticos, que tendrán 284 metros contando la terraza. Como ejemplo de lo que significan las exigencias del código Breeam, todas las cocinas van amuebladas de obra con encimeras de cuarzo y una dotación de electrodomésticos de alta eficiencia energética: lavadora, secadora, lavavajillas, combi, placa de inducción, campana ,horno y microondas en columna. Todas las viviendas contarán con calefacción por suelo radiante.

"Consideramos que hay un nicho de mercado para esta calidad, porque además es el futuro", explica Roberto López, consejero delegado de Dmanán, que insiste en que su idea es "afrontar proyectos pequeños que sirvan como ejemplo para los que vengan después, para hacer ciudad. En Europa ya se está construyendo así".

Se dirigen a demandantes de primera vivienda y, además, en un momento en el que la vivienda nueva está siendo muy demanda en la ciudad, ya que no hay una bolsa excesiva, y menos en una situación con Augas Férreas.

La promotora asegura que las características tan especiales del edificio no supondrán un incremento acusado del precio final, que se situará "en los precios de mercado de la zona". No quieren avanzar una cantidad, pero este diario ha comprobado que el mercado de construcción nueva por el entorno en el que está situado, además de ser escaso, se puede mover en el arco de los 2.300 a 2.500 euros el metro cuadrado.

En cualquier caso, consideran en Dmanán, cualquier leve incremento que pueda producirse se vería compensado por "los importantes beneficios económicos para sus usuarios". En este punto, aportan estudios que reflejan que en estas viviendas "se disminuye el consumo energético entre un 50-70%, el consumo de agua es hasta un 40% menor, y se reducen los gastos de funcionamiento y mantenimiento entre un 7-8%. Y para sus propietarios aumenta el valor de los inmuebles un 7,5% e incrementa las rentas un 3% y la tasa de ocupación en un 3,5%".

Para conseguirlo, la edificación cuenta con "calificación energética A, iluminación exterior e interior de zonas comunes mediante luces led, uso de luminarias exteriores diseñadas especialmente para reducir la contaminación lumínica nocturna, ascensores eficientes con iluminación led y modo de espera Stand-By, utilización de calderas de condensación de baja emisión, calefacción por suelo radiante, aparatos sanitarios con doble descarga y griferías de bajo consumo, recogida y reutilización de aguas de lluvia mediante aljibe, sistema de reutilización de aguas grises, puntos de recarga de coches eléctricos en el garaje o carpintería exterior de aluminio con rotura de puente térmico y vidrio con doble acristalamiento térmico con cámara deshidratada que reduce al máximo las perdidas caloríficas del edificio".

Aguas Férreas tendrá el primer residencial sostenible de Galicia
Comentarios