Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Los operarios municipales continúan sin encontrar la fuga de agua de la Rúa Armórica

Tramo de la Rúa Armórica con varias zanjas abiertas. XESÚS PONTE
Tramo de la Rúa Armórica con varias zanjas abiertas. XESÚS PONTE

La brigada busca una avería desde hace semanas y, tras abrir varias zanjas, decidió anular una tubería y habilitar otra

Durante el mes de agosto, la Rúa Armórica se ha acostumbrado a los pequeños cortes de agua y a tener una parte de la calzada en obras. Los operarios municipales han estado buscando el origen de la fuga que se detectó a principios de mes, sin que de momento hayan dado con ella. Mientras tanto, a los vecinos y los negocios de la zona no les queda más remedio que adaptarse a las interrupciones de suministro, no sin quejas por la tardanza en la reparación y por el hecho de que un tramo de la calle esté lleno de vallas.

Un vecino bromea que podrían traer al equipo de atletismo para correr los 100 metros con vallas, ya que, en las últimas semanas, los operarios del servicio municipal de Augas han abierto varias zanjas, en busca de la rotura. Primero hicieron un agujero en un lado de la calle y luego comenzaron a explorar hacia el otro, dejando sucesivos agujeros detrás, todos en el mismo lado de la acera.

"Nos cortan el agua cada dos por tres", comenta Darío Pérez Jabato, encargado del café Jabato. Estas pequeñas interrupciones, de unos diez minutos, no deberían suponer gran molestia, pero coinciden casi siempre con la hora del café y ese es dinero que pierde el establecimiento, explica.

El servicio de Augas confía en que a principios de semana quede solucionada la problemática de esta calle

Por suerte para el local, el agua corriente no ha dejado de llegar al grifo, ya que en la zona hay más de una canalización y los obreros decidieron anular la que discurre bajo la calzada y derivar el líquido por la que va debajo de la acera. Este cambio también ha tenido consecuencias. "Nosotros lo notamos en nuestro lavavajillas", añade el dueño de la cafetería.

No todos los establecimientos de la zona han sentido los efectos de las obras. Para el pastelero Miguel Ángel Martín, lo importante es tener "paciencia" mientras se resuelve el problema. Confía en que sea pronto.

La resolución del problema se está demorando porque la brigada municipal ha tenido que hacer frente a varios contratiempos. El principal es que se trata de tubería de fibrocemento, un material que rompe con facilidad debido a su antigüedad y a que es menos resistente que las tuberías que se emplean hoy en día. Con el agravante de que contiene amianto, una sustancia altamente contaminante cuando se maneja, lo que obliga a utilizar unos protocolos de seguridad a la hora de trabajar.

Otro condicionante es que en verano la brigada tiene algunos trabajadores menos experimentados, que sustituyen a los habituales en vacaciones. Además, algunos días tuvieron problemas para disponer de maquinaria del parque móvil, por avería o por falta de personal que la manejara, según explicó el responsable de la brigada y denunció el PP. Por si eso fuera poco, la empresa que suministra el material necesario tuvo problemas para aportar unas abrazaderas, según informó el gobierno local.

El servicio de Augas confía en que a principios de semana quede solucionada la problemática de esta calle, al menos provisionalmente. La solución definitiva pasaría por la sustitución de la canalización de fibrocemento.

Los operarios municipales continúan sin encontrar la fuga de agua...
Comentarios