sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

Agromuralla desoye a las autoridades y no retirará ni uno de los tractores

La Ronda da Muralla, a la altura de Castelao
La Ronda da Muralla, a la altura de Castelao
El Concello solicitó a la Subdelegación que mediara para que los ganaderos abandonen la Ronda da Muralla, pero estos se niegan. La asociación rechazó anoche la petición de que solo se ocupe un carril de la Ronda y la Subdelegación descarta desalojarlos de momento

Las críticas vecinales, empresariales y sobre todo políticas a la tractorada que mantiene colapsado el centro de la ciudad desde hace días subieron ayer un grado y provocaron una reunión de urgencia entre los ganaderos y las autoridades, pero el resultado no fue otro que la sugerencia a los manifestantes de que dejen solo una fila de tractores, una propuesta que el colectivo rechazó anoche por mayoría absoluta en asamblea.

Ni el Concello ni la Subdelegación del Gobierno, que son las administraciones con responsabilidad en el conflicto, parecen dispuestas a dar pasos firmes para poner fin a una protesta que hoy cumple 27 días y que se anuncia indefinida. Los ganaderos aseguran que se mantendrá como mínimo hasta que los ganaderos comprueben si la industria aplica en la factura de enero la subida de dos céntimos en litro de leche que prometió, un dato que los productores confían en conocer con antelación al cobro de la misma, que será a partir del día 10 de febrero.

Después del caos y los grandes atascos que se produjeron el lunes, ayer la jornada comenzó con los ánimos muy calientes. Por primera vez, la alcaldesa, Lara Méndez, invitó a los ganaderos a retirar los tractores de la Ronda debido al perjuicio que están ocasionando a otros sectores de la economía de la ciudad. «Evidentemente, o sector gandeiro é importantísimo para a cidade de Lugo, así o entendemos e así o defendemos, pero o sector do comercio e o sector servizos son fundamentais. Temos que convivir», afirmó, a la vez que pidió a los productores que, de la misma forma que el resto de la ciudadanía tuvo empatía con ellos, ahora sean empaticen «co problema que están xerando a outros sectores importantes da cidade». «Chega un momento en que non se percibe un obxectivo nun período curto de tempo, nin hai unha data que signifique un antes e un despois», afirmó la alcaldesa para señalar la aparente falta de estrategia de los protestantes, que no están ejerciendo medidas de presión contra la industria, la distribución ni la administración, al menos que se conozcan.

REQUERIMIENTO. Al tiempo que la alcaldesa hacía esas manifestaciones, la Policía Local remitía un informe a la Subdelegación del Gobierno en el que se le pedía que mediara para que los ganaderos abandonaran la Ronda ante los problemas de tráfico que estaba ocasionando y el riesgo de que se produjeran situaciones de emergencia a las que no se pudiera responder con la celeridad adecuada. En respuesta, la Subdelegación convocó a los representantes de Agromuralla, del Concello y de la Policía Nacional a una reunión en la que los ganaderos dejaron claro que no pensaban poner fin a la protesta. Ante esa situación se puso sobre la mesa la posibilidad de que dejaran libre uno de los dos carriles que ocupan desde Montero Ríos hasta la gasolinera Martínez, una propuesta que los productores rechazaron después.

En la reunión, los representantes de la Subdelegación del Gobierno informaron a los manifestantes de que, de igual manera que les asiste el derecho constitucional a la concentración, pueden ser sancionados e incluso desalojados si se evidencia que la protesta impide la circulación o pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos. En definitiva, si provoca un problema de orden público.

Sin embargo, ni el Concello ni la Subdelegación consideran que se ha llegado a ese punto. La alcaldesa señaló ayer que, evidentemente, el Concello es la administración competente en materia de tráfico, pero aseguró que «non é un problema de tractores mal estacionados» sino que se trata de una concentración sobre la que el Ayuntamiento no tiene competencia para «convocar ou desconvocar, permitir ou non permitir».

La Subdelegación del Gobierno, por su parte, informó de que no puede disolver una protesta sin informes que avalen que está provocando un problema de seguridad. En este sentido, indicó que ha solicitado a la Policía Local que detalle y justifique los motivos por los que considera que los tractores tienen que ser retirados. Desde el punto de vista del orden público, la Subdelegación tampoco ve motivos para actuar de momento, en base a la información que le traslada la Policía Nacional, según explicó la institución a través de su gabinete de comunicación.

La reunión estuvo presidida por el subdelegado en funciones, Constantino Rodríguez, y participaron en ella representantes de la Policía Local, de la Policía Nacional, de la alcaldía y de la asociación de ganaderos Agromuralla.

Agromuralla desoye a las autoridades y no retirará ni uno de los...
Comentarios