martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Los agentes disuelven cuatro fiestas en pisos y los asistentes alegan que "es San Froilán"

Avenida de Magoi. GSV
Una de las fiestas se celebraba en un piso de la avenida de Magoi. GSV
La Policía Local se movilizó tras recibir numerosas quejas vecinales por ruidos de madrugada. En una de las viviendas había un menor, que fue entregado a su madre

Aunque todos los lucenses viven el San Froilán, no todos entienden las patronales como una fiesta sin límites. De hecho, la mayoría de los ciudadanos emplean la noche para descansar y pierden la paciencia cuando algún vecino ruidoso se lo impide. Así, solo en la noche del lunes al martes, la Policía Local disolvió cuatro fiestas en domicilios particulares tras recibir multitud de quejas por ruidos.

La primera intervención tuvo lugar a las once y media de la noche del lunes, cuando una patrulla del Grupo Operativo Nocturno acudió a un edificio de la Rúa Lamas de Prado, donde ya se escuchaba desde el rellano "un fuerte sonido de voces y música en tono muy alto". Los agentes identificaron al responsable, quien aseguró que no era consciente de las molestias que estaban ocasionando.

Esa misma noche, sobre las tres de la madrugada, otra patrulla se trasladó hasta un piso de la Avenida de Magoi, donde varios jóvenes celebraban una fiesta con las ventanas abiertas. El responsable reconoció que estaba con unos amigos "celebrando el San Froilán", justo lo mismo que alegaron los asistentes a otra celebración en un domicilio de la Rúa Doutor Balanzá. La Policía Local acudió al piso sobre las 4.00 horas y comprobó que un grupo de jóvenes se encontraba en la galería del inmueble "hablando y gritando". En los tres casos, los agentes levantaron acta por una infracción a la Ordenanza de Protección Ambiental.

Los agentes del Grupo Operativo Nocturno también tuvieron que intervenir en otro piso de la Ronda da Muralla, ya que los vecinos denunciaron "ruidos molestos" procedentes de un domicilio. Los policías fueron hasta el lugar indicado y comprobaron que también se trataba de un grupo de amigos que habían salido de fiesta por la ciudad y que algunos chicos se encontraban "bajo los efectos de bebidas alcohólicas", por lo que al llegar al inmueble, sobre las cinco y media de la madrugada, habían hecho demasiado ruido y habían molestado al vecindario.

Tal y como señaló el portavoz del cuerpo, entre estos jóvenes había un adolescente, menor de edad, por lo que los policías que llevaron a cabo la intervención "informaron de esta circunstancia a su madre" para que se hiciera cargo del chico.

Los agentes disuelven cuatro fiestas en pisos y los asistentes...
Comentarios