miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Afrontar la subida en mitad del verano

CONSTRUCTORES
Durante el verano se hacen más obras porque los clientes pueden estar en casas. XESÚS PONTE/ AEP
No es muy común encontrar empleos donde la carga laboral se concentre en finales de julio y principios de agosto, pero los hay ► Abogados, constructores o fotógrafos son un ejemplo de ello 

EL VERANO, por norma general, es la estación del descanso para mucha gente. La inmensa mayoría de los trabajadores escogen parte de estos meses para pasar sus vacaciones, aprovechando también que casi todos los sectores laborales experimentan un bajón de la carga de trabajo durante esta época.

Mientras esto se repite en casi la totalidad de los casos, hay algunos empleados que, en cambio, durante estos dos meses tienen su etapa más exigente de todo el año. Yendo un poco más allá, hay algunos empleos que incluso ven como su intensidad laboral varía completamente de julio a agosto, siendo el primero un mes realmente temido por el agobio y la exigencia que conllevan las últimas semanas.

Dentro de este sector, los que más sufren este cambio radical son trabajadores del sector jurídico: abogados y procuradores. El parón de los juzgados durante el mes de agosto provoca que las últimas semanas de julio sean un auténtico dolor de cabeza en los bufetes y negocios de este ámbito. Obviamente, hay diferencias en cuanto a la carga, dependiendo de en qué sector se trabaje y de qué forma se haga, pero este mes inhábil de los juzgados provoca un frenazo de todos los trámites judiciales, así que acaba por afectar a todos los abogados de forma directa o indirecta.

abogadaMaría Álvarez Real, abogada que lleva un negocio junto a otra compañera, comenta que en agosto "el Ministerio de Justicia para, no hay vistas ni demandas. Muchos letrados se cogen vacaciones y el sector experimenta un frenazo notable en ese sentido". 

A pesar de este parón, la abogada también resalta que el trabajo no termina del todo: "Durante esos días, los clientes siguen llamando, siguen preguntando lo típico de ‘cómo va lo mío’ y llaman nuevos de la misma forma que el resto del año".

De hecho, algo anecdótico que comenta Álvarez es que a veces el mes de agosto puede ser detonante de alguna causa a poner en manos de un abogado. "A lo mejor hay gente que se va de vacaciones con su pareja y esto es la puntilla para querer separarse, así que nunca paramos del todo", declara.

Para su sector, el tramo final de julio es muy temido, ya que hay muchas causas que se agolpan para finales de mes, y algunos clientes también meten prisa porque saben de este parón judicial. De hecho, los abogados cada vez tienen más notificaciones en esta época del año.

En el caso de María Álvarez y su socia intentan mantener su organización de trabajo durante esta época, pero es inevitable acabar trabajando más horas.

Otro trabajador de este ámbito, el letrado Jacobo Vázquez, suscribe estas afirmaciones sobre la situación del sector. En su empresa, este año también están notando mucha más saturación durante este tramo final de julio, y se están distribuyendo los turnos para dosificar la carga de trabajo. Vázquez destaca la exigencia de estas semanas, aunque afirma que tradicionalmente no es una subida tan pronunciada.

¿Y a qué se debe que este año se note tanto la subida? La causa principal es el confinamiento de marzo del 2020. En aquel momento se paralizaron los tribunales, y el gobierno decidió que los primeros diez días del mes de agosto se mantendrían abiertos para compensar este parón.

"Con diez días de agosto no llega para compensar tres meses sin actividad. Este año estamos acarreando eso", declara María Álvarez Real. Tradicionalmente, estos trámites de final de julio suelen solucionarse más rápido, pero este agolpamiento derivado de la pandemia hace que haya mucho más por trabajar. 

Otras profesiones: Fotógrafos y reformas
Otra profesión que vive en estas fechas sus momentos de mayor exigencia es la de fotógrafos de boda. Para ellos, esta época, comienza en el mes de abril, según explica Manu Díaz.

Este, que tiene su propio negocio, pasa todos los fines de semana de enlace en enlace y entre semana también tiene que gestionar cuestiones comerciales, editar fotos y algún que otro evento.

Reformas


Este sector laboral también nota una subida de trabajo, aunque algo más pequeña. La gente suele aprovechar sus vacaciones para requerir de sus servicios, y ellos se organizan para aguantar el tirón.

Afrontar la subida en mitad del verano
Comentarios