sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

Afronta 1.260 euros de multa por avisar al 112 de un falso incendio en una vivienda

Rúa Outono, en Lugo. GOOGLE MAPS
Rúa Outono, en Lugo. GSV
El fiscal dice que movilizó sin motivo a bomberos, policía y sanitarios. El acusado alega que la llamada se hizo desde el móvil de sus hijos menores

El ministerio fiscal solicitó este jueves una multa de 1.260 euros para un vecino de la capital acusado de llamar al 112 para comunicar un falso incendio en un piso de Lugo. La llamada movilizó a todos los servicios de Emergencias y el hombre acabó acusado de un delito contra el orden público, aunque este jueves negó los hechos ante el juez del Penal número 2 de Lugo y aseguró que el teléfono desde el que supuestamente se realizó la llamada era de sus hijos -que en el momento de los hechos tenían 14 y 15 años-, aunque los menores tampoco reconocieron nunca que hubieran realizado la llamada.

Tal y como se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía de Lugo, el 25 de febrero de 2020, alrededor de las diez de la noche, el acusado llamó desde su número de teléfono móvil al servicio de Emergencias 112, para comunicar "falsamente" que había un incendio en una vivienda de la capital. El hombre explicó que había fuego en un edificio de seis plantas de la Rúa Outono, concretamente en el cuarto piso. Además, según la versión del ministerio público, aseguró que había varias personas en el interior del inmueble y que necesitaban asistencia médica.

Tras recibir la llamada, el 112 organizó un dispositivo urgente, movilizando a dos patrullas policiales, dos dotaciones de bomberos y una ambulancia medicalizada. El ministerio público explica además que este despliegue levantó gran expectación en la zona, "provocando nerviosismo en los vecinos sin necesidad, por no haberse producido ninguna emergencia".

Al llegar al lugar, los efectivos comprobaron que todo se encontraba en orden y que no había ningún incendio en el inmueble, por lo que la Policía Local denunció el incidente y los agentes de la Policía Nacional abrieron una investigación, que acabó con el hombre acusado de un delito recogido en el artículo 561 del Código Penal, que castiga "a quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad, o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento". Tras escuchar a la Fiscalía y a la defensa, el juicio quedó visto para sentencia.

Afronta 1.260 euros de multa por avisar al 112 de un falso incendio...
Comentarios