Adjudicado por 1,3 millones el PET del Hula, que evitará 1.500 derivaciones anuales

El Sergas hará obras por valor de un millón en Medicina Nuclear para albergar el equipo ► La tecnología permite un diagnóstico precoz de cáncer y patologías neurodegenerativas
Coches aparcados frente al Hula. ARCHIVO
photo_camera Edificios del Hula. ARCHIVO

El Sergas acaba de adjudicar por 1.379.400 euros a General Electric Healthcare España el suministro del nuevo equipo PET con el que contará el Hula, una nueva tecnología que evitará la derivación de 1.500 pacientes de Lugo al año a los hospitales de Santiago y A Coruña para recibir diagnósticos y seguimiento de cáncer y patologías neurodegenerativas.

El PET se instalará en el servicio de Medicina Nuclear, que deberá ser objeto de unas complejas obras para poder albergarlo. Los trabajos costarán más de un millón de euros por lo que, en conjunto, el Sergas deberá invertir 2,5 millones en la puesta en marcha del nuevo equipo.

La adjudicataria tiene un plazo de diez meses para hacer entrega del aparato. Es habitual, y ocurrió también con los aceleradores lineales de Radioterapia, que este tipo de tecnología se construya bajo demanda. El mercado no cuenta con estos equipos para ser entregados en cuanto se contrata el suministro, sino que los fabrica a petición de los compradores.

La empresa tiene diez meses de plazo para entregar el equipo y Rueda dijo que estaría operativo en septiembre de 2023

Igual que ocurrió con Radioterapia, el espacio que ocupará el PET deberá contar con una protección especial del búnker donde se coloque y con un permiso específico del Consejo de Seguridad Nuclear para su puesta en marcha, ya que se trata de una instalación que tiene la consideración de radiactiva. El presidente del Gobierno autonómico aseguró en un Consello da Xunta de principios de junio que estaría en marcha en septiembre de 2023.

El del Hula será un PET-TC de última generación, un sistema integrado que aúna la tecnología PET con un tomógrafo computerizado (TC). Por tanto, un mismo equipo ofrece información metabólica y funcional de los tejidos y facilita imágenes anatómicas de alta resolución.

En el campo del cáncer se trata de un instrumento eficaz en la detección de tumores, incluso antes de que lleguen a ser visibles anatómicamente con otras técnicas de imagen. También permite conocer su estado, características y grado, así como predecir la respuesta a tratamientos con quimioterapia. En Neurología posibilita el estudio de trastornos neurológicos y la detección y estudio de enfermedades neurodegenerativas, como alzhéimer o párkinson y epilepsia. En Cardiología permite analizar la viabilidad miocárdica y estudiar la enfermedad isquémica.

Comentarios