Adiós al centenario lucense José Antonio Corredoira Castro

Fue inspector del Cuerpo Nacional de Policía en comisarías de Lugo y A Coruña y trabajó en el Gobierno Civil de Lugo
Flores en un cementerio. PIXABAY
photo_camera Flores en un cementerio. PIXABAY

Pese a su edad, 103 años, José Antonio Corredoira Castro tenía la historia de España en su cabeza, la Guerra Civil, el franquismo, la Transición... "Era una enciclopedia", cuentan sus allegados. El pasado martes fallecía este inspector del Cuerpo Nacional de Policía, que vino al mundo en Begonte en 1919.

Prestó servicio en comisarías de Lugo y A Coruña y se jubiló como comisario honorario. Durante la Transición trabajó, en comisión de servicios, en la secretaría del Gobierno Civil de Lugo. La lectura y, sobre todo, la pintura eran las aficiones de este chairego afable y culto.

El funeral por José Antonio Corredoira Castro se celebra este jueves, a las cinco de la tarde, en la iglesia parroquial de San Pedro de Calde, en el municipio de Lugo, de donde es natural su esposa, Marisol Teijeiro Revilla, que tiene 88 años de edad.

El matrimonio tiene tres hijos: José Antonio, que es el director del IES Muralla Romana de Lugo; Jesús, licenciado en Derecho que está vinculado laboralmente a compañías de seguros, y María, licenciada en Historia del Arte que trabaja en la biblioteca de la Universidade de Vigo.

Las muestras de pesar a la familia de José Antonio Corredoira Castro se suceden en la capilla ardiente, que está instalada en el tanatorio Velatorios Lucenses, en cuya capilla se ofició este miércoles una misa.

Comentarios