miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

Adif da otro paso más para modernizar la vía del tren con la licitación de los desvíos

A Estación. AEP
A Estación. AEP

Tiene en marcha proyectos para reparar puentes, suprimir pasos a nivel y electrificar, lo que permitirá ganar tiempos y confort hacia 2023

El Consejo de Administración de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) aprobó la licitación del contrato de suministro y transporte de aparatos de vía para renovación del tramo de ferrocarril Ourense-Monforte-Lugo por un importe de 8.288.023 euros.

Los aparatos de vía son los elementos que permiten hacer los desvíos, en estaciones o zonas de cruces. La línea férrea de Lugo es de vía única, pero en la estación de la capital, por ejemplo, hay cuatro vías.

El contrato incluye la fabricación, el premontaje y la comprobación en taller de los aparatos, la carga hasta los lugares de las obras y el suministro y el transporte de cupones mixtos, los trozos que permiten la soldadura de los aparatos. Esta licitación forma parte del plan de modernización de los 117 kilómetros que forman la vía entre Lugo y Ourense, en el que Adif prevé gastar 300 millones de euros con 2023 como horizonte para reducir tiempos de viaje y ganar confortabilidad.

Este contrato de abastecimiento de material se suma al licitado recientemente para el suministro y transporte de 509.764 toneladas de balasto (en dos lotes que suman 12,4 millones de euros), que es la piedra sobre la que se apoya la vía.

Los planes de mejora de la vía se concentran entre Ourense y Lugo, aunque Adif asegura que actuará hasta A Coruña

Otras actuaciones que Adif tiene en marcha son la reparación de 23 puentes del tramo Ourense-Monforte (licitada en 1,4 millones de euros) y la supresión de 36 pasos a nivel entre Ourense y Lugo, que está en fase de redacción por 1,8 millones de euros.

Una de las partes más importantes será la electrificación de los 70 kilómetros que forman el tramo Monforte-Lugo, una actuación que también está en fase de redacción de proyecto.

La electrificación permitirá un aumento en la potencia de tracción de las circulaciones ferroviarias y, junto al resto de mejoras, será clave para reducir los tiempos de viaje. Según el plan director de modernización de la vía, la inversión prevista para esta obra es de 32 millones de euros. Adif ya dio los primeros pasos, ya que sometió a información pública las expropiaciones para la subestación, en O Incio, y los centros de autotransformación.

CONTRATOS. De Monforte a Ourense, la vía ya está electrificada, pero Adif pretende destinar unos 21 millones de euros a dejar preparada la línea para el paso de la corriente continua actual a la corriente alterna, que es la de alta velocidad.

De momento, los planes de mejora se concentran entre Ourense y Lugo

Otros contratos que Adif tiene pendiente de sacar para completar la modernización de la vía son el de las traviesas y el del carril, entre otros.

Todas estas actuaciones servirán para modernizar una vía que todavía tiene tramos del siglo XIX solo aptos para trenes diésel. Las mejoras previstas supondrán un avance importante en tiempos, confort y seguridad, pero la segunda parte, clave para alcanzar parámetros de velocidad alta, son las variantes. Solo una está en funcionamiento, la de A Pobra de San Xiao (7,2 kilómetros); la de Monforte, una especie de circunvalación, ni siquiera aparece en el plan director, y las de Oural y Os Peares están en fase de estudio informativo.

La forma en que se conciban finalmente esas variantes, sobre todo las de Oural y Os Peares, dirán mucho sobre lo que el Gobierno y Adif quieren para Lugo. Según los proyectos realizados por la empresa pública Ineco hace años, el modelo era bitubo, es decir, doble vía en túneles separados, diseñados para alta velocidad. Esta modalidad garantiza más seguridad, por ejemplo. En términos de prestaciones, también influirán los trazados que se elijan. En Os Peares se trata de atravesar la montaña para evitar la pendiente y la vuelta que da al lado del río. En Oural, el trazado actual son unos dos kilómetros por el alto de Oural, por lo que también hay que superar pendiente y curvas. La alternativa sería llevar la vía por el macizo, desde Bóveda o Rubián hasta Sarria.

De momento, los planes de mejora se concentran entre Ourense y Lugo, pero Adif asegura que trabaja en los proyectos para mejorar la vía entre Lugo y A Coruña.

Adif da otro paso más para modernizar la vía del tren con la...
Comentarios