sábado. 28.03.2020 |
El tiempo
sábado. 28.03.2020
El tiempo

Lo acusan de agresión sexual y dice que no lo recuerda pero que "sería incapaz"

Juzgados de Lugo. XESÚS PONTE
Juzgados de Lugo. XESÚS PONTE
La víctima afirma que la introdujo de madrugada en el callejón del Círculo y le tocó las nalgas

Un joven acusado de agredir sexualmente a una chica en el callejón próximo al Círculo das Artes de Lugo alegó este lunes que el día de los hechos había bebido alcohol y no recordaba nada, "pero no cometí el delito, eso seguro, porque yo sería incapaz de hacer algo así", dijo. La víctima, por el contrario, mantuvo que el chico la introdujo a la fuerza en el callejón y le tocó las nalgas.

El acusado explicó que, el 30 de julio de 2017, se fue de copas con unos amigos y salió al exterior de un pub para fumar un cigarro. "Yo había consumido alcohol y drogas y no recuerdo lo que hice, pero no creo que hablara con ninguna chica porque tenía pareja. Cuando acabé de fumar volví a entrar en el local y al poco tiempo vino la Policía a buscarme. Luego me desperté en la comisaría estupefacto, sin saber dónde estaba", dijo.

Según explica el ministerio fiscal en su escrito de acusación, los hechos sucedieron sobre las cuatro y media de la madrugada del 30 de julio de 2017, cuando la denunciante —que en aquel momento tenía 20 años— se encontraba hablando por el móvil en la Praza Maior, en la zona situada frente al Círculo de las Artes. De repente, un desconocido la agarró con fuerza por los brazos y la empujó hacia la Praciña do Colexio, una zona conocida popularmente como el callejón del Círculo, donde trató de consumar su agresión.

Según detalló la chica tras el suceso, el joven intentó besarla en la boca mientras forcejeaban y llegó a darle la vuelta "de forma violenta" para aplastarla con su cuerpo contra la pared, "como si quisiera penetrarla". Durante la vista oral, celebrada este lunes en el Penal 2, la chica ratificó su versión y explicó que el acusado llegó a tocarle las nalgas, a pesar de que ella lloraba y le pedía que la soltara.

El joven fue acusado de agresión sexual en grado de tentativa y lesiones

La chica se resistió todo lo que pudo y logró llamar la atención de varias personas que pasaban por allí, que le preguntaron si necesitaba ayuda. En ese momento, el agresor la soltó y la víctima corrió hacia un banco de la Praza Maior, donde fue auxiliada por tres chicas que llamaron a la Policía Local e identificaron al supuesto agresor. Estas jóvenes prestaron declaración en la vista oral y señalaron que la víctima estaba "muy nerviosa" y que les había contado que el joven "se había sobrepasado con ella", aunque ninguno de los testigos vio los tocamientos.

Tras acudir al lugar, los agentes de la Policía Local localizaron al detenido en el interior de un pub y lo detuvieron. El joven —que en aquella fecha tenía 24 años— fue acusado de agresión sexual en grado de tentativa y lesiones.

El ministerio público solicita para el acusado una condena de un año de prisión como autor de un delito de agresión sexual en grado de tentativa y pide también que se le imponga una medida de libertad vigilada durante cinco años. Solicita igualmente una multa de 540 euros de multa por un delito leve de lesiones.

Tras escuchar al acusado, a la víctima —que declaró tras un biombo— y a todos los testigos, el juicio quedó visto para sentencia en el Penal 2.

Lo acusan de agresión sexual y dice que no lo recuerda pero que...