miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Un acusado de vender droga en un bar de Camiño Real lo niega en el juicio

Arresto de los acusados en mayo de 2017. XESÚS PONTE (AEP)
Arresto de los acusados en mayo de 2017. XESÚS PONTE (AEP)
El fiscal pide penas de cinco años de cárcel para dos detenidos en 2017 en la operación de la Policía Nacional llevada a cabo en El Viajero Feliz ▶ Uno de ellos está en paradero desconocido

Un hombre acusado de traficar con droga en un establecimiento de hostelería de Camiño Real se sentó este lunes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Lugo y negó los hechos. El presunto traficante, Juan Francisco C.L., fue detenido hace cuatro años en el transcurso de una operación antidroga llevada a cabo por la Policía Nacional de Lugo en el establecimiento de hostelería El Viajero Feliz, que acumulaba multitud de denuncias vecinales. Los agentes arrestaron también en ese momento a Rafael E.P.R., que no pudo ser juzgado ayer porque se encuentra en rebeldía.

Según la versión de la Fiscalía, en el año 2016, Juan Francisco C.L. se dedicaba a la venta de cocaína a terceras personas, una actividad que presuntamente llevaba a cabo en el bar El Viajero Feliz, que regentaba su madre, así como en los alrededores del establecimiento. "En esta actividad ilícita", recoge el escrito de acusación, "era ayudado por el otro acusado, sin residencia legal en España".

La Policía Nacional montó un dispositivo de vigilancia y detectó varios pases de cocaína, realizados por los acusados, por lo que solicitó una orden judicial y el 18 de mayo de 2017 llevó a cabo una redada en varios bares de A Milagrosa, así como en los domicilios de los sospechosos, en Camiño Real y en Pintor Villamil. Los agentes localizaron varios gramos de cocaína, además de útiles para el pesaje y manipulación de la droga, una prensa metálica, un cartón con anotaciones de cantidades y alrededor de 350 euros en efectivo, "procedentes de la venta de la droga".

Los dos hombres fueron acusados de un delito contra la salud pública, en la modalidad de drogas que causan grave daño a la salud, por el que la Fiscalía lucense solicita para ellos sendas penas de cinco años de prisión y multas de 3.443 euros.

En el caso del acusado que se encuentra en paradero desconocido, el ministerio público pide que le sustituyan la pena de cárcel por la expulsión del territorio nacional por un plazo de ocho años.

QUEJAS. La operación antidroga que se saldó con el arresto de estos dos hombres se desató tras un aluvión de quejas vecinales. Según denunciaban entonces los residentes de la zona, los ruidos por las noches eran constantes y los clientes de varios locales de ambiente latino atestaban las calles de madrugada y protagonizaban multitud de peleas, algunas de ellas a botellazos o incluso con armas blancas. De hecho, los afectados iniciaron una recogida de firmas para exigir al Concello de Lugo que actuase para poner freno a una situación que estaba derivando en serios problemas de convivencia.

Con este panorama, la redada de la Policía Nacional no causó ningún tipo de sorpresa en el barrio, sino todo lo contrario. Vecinos y comerciantes aplaudieron la intervención de los agentes y la decisión del juez, que dictó el ingreso en prisión provisional de los dos hombres.

Un acusado de vender droga en un bar de Camiño Real lo niega en el...
Comentarios