Acusado un lucense de estafar unos 144.000 euros al vender 11 coches

La Fiscalía, que solicita seis años de prisión, considera que el hombre engañó a personas de su confianza para que compraran los vehículos

Exterior de la Audiencia Provincial de Lugo. AEP
photo_camera Exterior de la Audiencia Provincial de Lugo

Un lucense será juzgado la próxima semana en la Audiencia Provincial acusado por un delito de estafa que habría cometido en la compraventa de más de una decena de vehículos, operaciones en las que habría dejado deudas por más de 144.000 euros. La Fiscalía solicita que le sea impuesta una condena de seis años de prisión.

Los actos supuestamente delictivos que se juzgarán en la Sección Penal de la Audiencia el jueves día 30 de mayo tuvieron lugar en varias operaciones entre 2012 y 2016, si bien la mayoría de ellas se concentran en apenas un año, entre 2015 y 2016.

Fue entonces cuando, según se refleja en el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado, "movido por un ánimo de lucro ilícito y amparándose en la relación personal y de confianza que tenía desde hacía tiempo con esta persona, la convenció para que comprase cinco vehículos de gama media-alta, en diferentes ciudades de la provincia de Lugo y A Coruña, comprometiéndose el acusado a abonar, sin tener intención de hacerlo, las cuotas correspondientes para el pago de los coches.

De esta forma los vehículos y los correspondientes contratos de préstamo para su financiación se pusieron a nombre de dicha persona, quien entregaba los coches al acusado después de recogerlos en el concesionario".

De este modo se hizo con un Seat León, un BMW 218D, un Peugeot 308, un Ford CMax y un Mercedes A 180D. Sin embargo, "el acusado abonó únicamente las primeras cuotas, en concreto hasta julio de 2016, incumpliendo de esta forma la promesa que le había hecho a la otra persona, que fue objeto de diferentes reclamaciones judiciales y extrajudiciales por parte de las entidades financieras afectadas, recibiendo incluso sanciones por multas de tráfico con relación a alguno de esos vehículos, que ya no estaban en su poder y que, por tanto, ella no conducía".

Siguiendo el mismo modus operandi, describe el fiscal, convenció a otras dos personas de su confianza para que compraran a crédito un Mercedes Benz 180 CDI, "con el compromiso por parte del acusado de abonar las cuotas del préstamo, lo cual no tenía intención de efectuar desde el primer momento, no abonando cantidad alguna".

Pero es que el acusado, presuntamente, siguió con su método tras aprovecharse en esta ocasión de otro conocido "que se encontraba en una situación económica difícil y aceptó 500 euros por cada operación", para adquirir a su nombre otros cinco coches: un Smart Forfour, un Peugeot 208, un Renault CL 4 Clio, un Opel Astra 1.7 DTI y un Ford Fiesta 1.5 TDCI.

En total, el fiscal pide que indemnice a las financieras con 144.000 euros más los intereses, además de ser enviado a prisión durante seis años por el delito de estafa.

Sin intención defraudatoria

La Fiscalía detalla el papel de las otras cuatro personas implicadas en la compra de los vehículos, pero decide no acusar a ninguna de ellas, pese a que las operaciones se realizaron a con sus nombres.

Respecto a tres de estas personas, el fiscal cree que "no ha resultado acreditado que tuvieran conocimiento de la intención defraudatoria del acusado y cooperasen con él con ánimo de lucro en la realización de estos hechos".

Y respecto a la última, "manifiesta haber aceptado 500 euros por cada operación debido a su precaria situación económica, lo que unido al transcurso del tiempo transcurrido desde la fecha de las operaciones que realizó, no permite formular acusación".