Lunes. 22.04.2019 |
El tiempo
Lunes. 22.04.2019
El tiempo

Los accidentes con jabalíes crecen un 62% en 2018 y llegan a 116

Jabalíes campando por Lugo. XESÚS PONTE
Jabalíes campando por Lugo. XESÚS PONTE

El Concello ve limitada su capacidad de acción e informará hoy a la Xunta de las zonas de concentración de accidentes para que intervenga

Las carreteras del municipo de Lugo registraron 318 accidentes provocados por fauna salvaje durante los años 2017 (131) y 2018 (187), un periodo en el que la siniestrabilidad por esta causa aumentó un 30%. Del total, el 60% de los accidentes (188) fueron provocados por la irrupción en la calzada de jabalíes. En un solo año la cifra pasó de 72 a 116 (62% más), lo que muestra que o bien la población de este suido silvestre crece o bien se aproxima a los centros urbanos. O ambas circunstancias, según las impresiones de cazadores, administraciones públicas y población en general, ya que no hay censos y, en opinión de la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, tampoco un plan serio de gestión del territorio y de la fauna cinegética.

Sobre el jabalí existe un grupo de trabajo del que forman parte administraciones y colectivos implicados, como cazadores, sindicatos agrarios y departamentos de tráfico, con el objetivo de elaborar un plan de acción para paliar los daños que causa el animal. En este sentido, la Xunta anunció en diciembre la reactivación de las ayudas para prevención y compensación de daños en cultivos y lleva a cabo o autoriza acciones de control, como el desencame de estos animales con perros atrelados, esperas, jaulas trampa y batidas disuasorias. Sin embargo, las pérdidas en cosechas y la siniestralidad en aumento demuestran que las medidas que se llevan a cabo son insuficientes y ayer la alcaldesa pidió a la Xunta que «se tome en serio este problema, que causa preocupación entre os lucenses, e exerza as súas competencias exclusivas en materia de xestión do territorio e de control da poboación de xabaríns», afirmó.

Méndez recordó que la población de la provincia lleva años sufriendo los problemas derivados del jabalí pero la presencia del suido ahora en el entorno de la ciudad es motivo de preocupación también entre los vecinos de la capital. El Concello aportará hoy a la Xunta un estudio sobre las zonas de concentración de accidentes con jabalí en el término municipal, donde 13 kilómetros de cinco carreteras registraron 56 siniestros en dos años.

Los viales con más siniestrabilidad son la N-640 (carretera de Meira), a la altura de Teixeiro, que entre 2017 y 2018 fue escenario de 21 accidentes en un tramo de dos kilómetros (sin contar los provocados por otras especies, como corzos); la carretera de A Fonsagrada, con 13 accidentes en 4 kilómetros; la A-6 a la entrada de Lugo por la carretera de A Fonsagrada, con 10 accidentes en 3 kilómetros; la A-54, con 8 accidentes en 3 kilómetros, y la N-VI, en la zona del Pazo dos Deportes, con 4 accidentes en menos de un kilómetro.

La alcaldesa sostiene que la capacidad de acción del Ayuntamiento es limitada, ya que -alega- no puede ir más allá de mantener limpios de maleza los espacios públicos e instar a que los propietarios de terrenos privados hagan lo mismo, pero ni siquiera puede requerírselo a todos, asegura. «A Xunta entregounos catro mapas do municipio onde se recollen todos os terreos cinexéticos, dos que 3.019 hectáreas son zonas de exclusión [prohibida la caza], das cales 2.085 son solo rústico e 1.700 de propiedade privada, onde non é aplicable a obriga de manter a zona en perfectas condicións, como ocorre na zona urbana, senón que só se pode ordenar rozar cando hai risco de incendio», explicó la regidora, que compareció con el edil Daniel Piñeiro.

COMPETENCIAS. Méndez explicó que el Concello realizó el estudio de zonas de concentración de accidentes -en base a la información aportada por Tráfico- «por responsabilidad», pero cree que ahora es la Xunta quien tiene que ejercer sus competencias. «Con esta información a Xunta pode determinar onde están os xabaríns, os sitios de parada e onde dormen», señaló.

Sobre la presencia de jabalíes en zona urbana, el gobierno local informó de que ya llevó a cabo desbroces en algunas zonas y estudia hacerlo en otras -hacia A Cheda, por ejemplo- y que, como todos los años, envió requerimientos para que particulares de O Carme, entre otros, hagan lo propio. La Xunta anunció hace semanas la intención de colocar jaulas y no descartó otras acciones, como esperas para caza controlada.

Los accidentes con jabalíes crecen un 62% en 2018 y llegan a 116
Comentarios