domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

A por El Dorado lucense

Luis Vázquez y su hijo, Juan David. VICTORIA RODRÍGUEZ
Luis Vázquez y su hijo, Juan David. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un emigrado retornado abre en Lugo una franquicia de envío de mercancías a América con el fin de labrar el futuro de su hijo

El saviñao Luis Vázquez partió a mediados de la década de los 80 hacia Venezuela en busca de una oportunidad laboral. Treinta y cinco años después este emigrante, que conserva negocios en la convulsa república bolivariana, ha retornado a su tierra natal para ayudar a labrar el futuro de su hijo, Juan David, un arquitecto de 24 años de edad.

Esta familia abrirá a mediados de este mes en la capital lucense una franquicia, CBOXGalicia, para enviar, desde cualquier punto de Galicia a todo el continente americano, de Alaska a Tierra de Fuego, todo tipo de paquetes, desde un sobre hasta un contenedor de 25.000 o 30.000 kilos de peso.

"Llevábamos años pensando en venir, pero intentamos aguantar en nuestro país. Pero ahora la situación es insostenible en Venezuela", precisa este emigrante retornado, de 63 años.

Luis Vázquez, que asegura que se embarca en esta nueva aventura empresarial por su hijo, "para darle un futuro aquí", explica que sus potenciales clientes son inmigrantes, sobre todo de Venezuela, Colombia o República Dominicana, y emigrantes retornados que vayan a enviar cualquier mercancía a América o residentes en aquel continente que precisen artículos de este lado del charco. En Galicia cuenta con "unos 90 aliados", según apunta este emprendedor, en los municipios de más de 5.000 habitantes para recoger los paquetes. Prevé que el próximo año también lo hará desde Portugal.

En Venezuela este lucense mantiene su empresa de reformas, en la que trabajaba su hijo Juan David Vázquez

"Tenemos transporte vía aérea y marítima para los que están aquí y para los que están allá que demandan productos que escasean, como alimentos o medicamentos", afirma este saviñao.

Esta franquicia de logística, que depende de una multinacional asentada en Miami (Estados Unidos), prevé realizar las entregas en destino entre siete y diez días, cuando el transporte se realice en avión, y en torno a un mes y medio, cuando sea en barco.

FUTURO. En Venezuela este lucense mantiene su empresa de reformas, en la que trabajaba su hijo Juan David Vázquez, que deja ahora aparcada temporalmente la arquitectura para dedicarse a la logística. "Me gusta trabajar. No me preocupa en qué", afirma este joven, que se muestra convencido de que no le costará adaptarse a un nuevo país, ni a una nueva profesión.

Para poder ejercer en España Juan David Vázquez explica que precisaría cursar dos años en una escuela de Arquitectura para homologar su titulación, lo que dice que hará con los años, mientras tanto compaginará su empleo en la nueva empresa familiar con sus estudios de Diseño de Interiores en la Escuela de Arte y Superior de Diseño Ramón Falcón de Lugo.

A por El Dorado lucense
Comentarios