sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Unas 24.500 empresas lucenses están obligadas a ajustarse a la normativa de datos

José Antonio Ramos, de Desguaces Sidegal, en la nave de O Ceao. XESÚS PONTE
José Antonio Ramos, de Desguaces Sidegal, en la nave de O Ceao. XESÚS PONTE

Entre las medidas que tienen que tomar figuran adaptar su web y los contratos con proveedores y clientes
 

En la provincia de Lugo son alrededor de 24.500 las empresas que están obligadas a adaptarse a la normativa europea de protección de datos que se aplicará a partir del próximo viernes. Una de las firmas lucenses que ya ha hecho los deberes es Desguaces Sidegal. 

El gerente de esta sociedad del sector de la automoción, José Antonio Ramos, explica que, entre otras medidas, han adaptado "la web, los contratos con proveedores y clientes, los de nuestros empleados y los de empresas que acceden a nuestra nave para prestarnos algún servicio". 

Ponerse al día para cumplir con este nuevo reglamento les ha supuesto un desembolso inicial de unos 300 euros, a lo que hay que sumar una cuota anual de mantenimiento. Ese precio va en función, entre otros parámetros, del volumen de datos personales que se maneje y de la sensibilidad de estos.

Pese a que ha habido una moratoria de dos años y que la aplicación del reglamento comunitario está a la vuelta de la esquina, las pequeñas empresas se están haciendo de rogar para actualizar su manejo de los datos. Más precavidas son las grandes. 

"Es una manera de dar seguridad al cliente a la hora de comprar", afirma el empresario José Antonio Ramos

Una asesoría de la capital lucense consultada asegura que del medio millar de clientes que tiene que tendrían que adaptarse a la normativa europea de protección de datos "solo el 5%" lo ha hecho hasta ahora. 

VENTA ONLINE. José Antonio Ramos explica que su empresa, que define como "pionera en desguace organizado y venta online de piezas usadas", ha dado este paso no solo porque sea obligatorio, sino también porque al tratar "con muchos datos de clientes, que en muchos casos ni conocemos, es una manera de hacer las cosas bien y de dar seguridad al cliente a la hora de comprar".

Desguaces Sidegal, que tiene siete empleados, se dedica en sus instalaciones del polígono industrial de O Ceao a la venta de piezas de vehículos (turismos, furgonetas y todoterrenos) de menos de diez años. 

El comercio electrónico —el 100% de su stock se puede adquirir a través de la web— supone en el caso de esta empresa lucense "entre el 60 y el 70%" de su facturación, el resto lo vende físicamente en sus instalaciones del polígono de O Ceao. 

Entre sus clientes figuran particulares o empresas de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido o Grecia, entre otros países europeos.

Unas 24.500 empresas lucenses están obligadas a ajustarse a la...
Comentarios