Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

"Por qué me matan en vida si yo solo he cumplido con mi deber"

El doctor Nedal Ietum Taher. XESÚS PONTE
El doctor Nedal Ietum Taher. XESÚS PONTE

El doctor Nedal Ietum se queja de que un expediente "injusto" le aparte  de las listas de sustitución del Sergas, única fuente de ingresos

El doctor Nedal Ietum Taher dice que no acaba de entender por qué se ve en su actual situación: apartado de las listas de sustitución del Sergas, su única fuente de ingresos, mientras que se resuelve un expediente disciplinario abierto el pasado octubre. Esa situación, que considera "injusta" puede prolongarse otros ocho meses, pues el Sergas tiene hasta un año para resolverlo. Si se resuelve en su contra no podrá volver a ser incluido. "Por qué me matan en vida si solo he cumplido con mi deber", se pregunta el médico, palestino de nacimiento, graduado por la USC y que lleva haciendo sustituciones como médico de Primaria desde diciembre de 2008.

El expediente recoge literalmente que la razón de que se incoase es "incumprimento das súas obrigacións como facultativo e un comportamento irrespectuoso e incorrecto" con usuarios y otros profesionales sanitarios, algo que él niega.

Los hechos tuvieron lugar en julio de 2016, cuando cubriendo una baja en Xove acudieron dos pacientes para pedir que se les prolongase una baja: una llevaba más de 450 días sin trabajar a causa de una ciática y otro más de 400 por un problema de cervicales. En ambos casos se negó a alargarla y les dijo que, dado que era ya muy prolongada, debían solicitar la incapacidad permanente o bien el alta. Ante la insistencia de los pacientes, les instó a volver cuando estuviera su médico. Dice que poco después le llamó a la consulta la inspectora, reclamándole que les diera la baja a los pacientes y que, cuando se negó porque cree que para hacerlo "tendría que falsear datos", pidió su nombre a la persona que estaba en recepción. Por su parte, la inspectora denunció que el médico le había replicado que no sabía hacer partes de baja y le instó a que los rellenase ella, de forma muy brusca. Él niega que ocurriese tal cosa y asegura que le dijo que había muchos pacientes en la sala de espera y que debía seguir con la consulta.

Uno de esos pacientes regresó al día siguiente a la consulta y la situación volvió a repetirse. "Poco después el INSS estimó lo mismo que yo y esos dos pacientes recibieron el alta", apunta.

También se dio un mes más tarde en San Cibrao, cuando otro paciente pidió la prolongación de baja y, de nuevo, el médico consideró que estaba en condiciones de volver al trabajo. Según apunta el expediente, ese usuario denunció que le había dado el alta "sin ningún tipo de análisis de su estado". En ese informe se incluye la queja de otra usuaria por no recibir una cirugía menor. "En realidad, la queja no está dirigida contra mí, sino contra el hecho de que antes se le había cancelado esa cirugía dos veces por su médico de cabecera y, después de mí, otra vez más. Yo le dije que no la podía hacer por falta de tiempo, al tener mucha gente en consulta", explica.

Lo que el expediente califica de "grave desconsideración" hacia usuarios y profesionales, él asegura que se trata en realidad del ejercicio de sus obligaciones, al asumir la responsabilidad de no expedir bajas que no consideraba precisas e insiste en que no respondió con mala educación.

"Por qué me matan en vida si yo solo he cumplido con mi deber"
Comentarios