Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

"O chocaba contra el jabalí o me iba contra el coche que venía de frente"

Manuel Castedo, agachado, con su turismo en el taller en el que está siendo reparado. SEBAS SENANDE
Manuel Castedo, agachado, con su turismo en el taller en el que está siendo reparado. SEBAS SENANDE

Un empresario lucense sale ileso tras arrollar a uno de los siete cerdos salvajes que de noche atravesaron la carretera. Su vehículo, recién estrenado, sufrió daños por casi 7.000 euros

Viernes pasado. Ocho y media de la tarde. Noche ya cerrada. Los automóviles que circulan por la carretera de A Fonsagrada (LU-530) en dirección hacia esta villa esquivan a una piara de al menos siete jabalíes que se atraviesa en la calzada, cerca de Castroverde. No corren la misma suerte los vehículos que se dirigían a la capital lucense. Un turismo arrolla a uno de los cerdos salvajes y un camión de butano a otro.

"Tenía dos opciones: O chocaba contra el jabalí o me iba contra el vehículo que venía de frente, y lo tuve claro", afirma el empresario lucense Manuel Castedo, que resultó ileso. Su vehículo, que acababa de estrenar -llevaba con él "20 días"-, está en el taller. Los daños materiales han sido tasados "entre 6.000 y 7.000 euros".

Si no llega a ir al volante de un turismo de alta gama, este empresario no hubiese salido indemne. "Cualquier día provocan un accidente en el que se mata una familia", advierte Manuel Castedo sobre el peligro que está suponiendo la sobrepoblación de jabalíes para la seguridad vial.

Precisamente este miércoles, en A Coruña, la comisión autonómica de tráfico y seguridad vial abordará el preocupante contratiempo que está suponiendo esta especie cinegética en las carreteras gallegas.

"Es un problema bastante grave. La administración tiene que tomar medidas porque si no no sé dónde va a acabar esto", afirma este empresario, que además es vicepresidente del tecor Río Chamoso de Castroverde.

Manuel Castedo propone que la Xunta modifique la ley para que se pueda cazar "en casos excepcionales como este" cerca de las carreteras y de las casas porque "si no los jabalíes se van a seguir resguardando ahí, ya que se sienten protegidos, y provocando accidentes".

El tecor Río Chamoso de Castroverde cuenta esta temporada con un cupo para cazar unos 150 ejemplares entre el pasado mes de septiembre y el próximo de enero, cuando, según detalla su vicepresidente, tiene una población de "entre 700 y 800 jabalíes". La administración autonómica suele conceder prórrogas para abatir más si entrañan un riesgo.

ASISTENCIA. Los talleres mecánicos están registrando desde hace «un año y medio» una lluvia de vehículos siniestrados por la irrupción de estos animales en la calzada, según apunta el presidente de la asociación provincial de este gremio (Aprevar), Luis Abelleira.

El propio Luis Abelleira se vio implicado el año pasado en un accidente con un jabalí cuando circulaba al anochecer por la carretera de Meira (Nacional 640), cerca de Rozas. Él no sufrió heridas y su coche cuantiosos daños en "defensa, capó, aleta y faros", tasados en unos 7.000 euros.

"Últimamente se están produciendo un montón de accidentes. Los talleres tenemos también sensibilidad social. Esto precisa una solución urgente porque está poniendo en peligro la vida de las personas", afirma el presidente de Aprevar, que atribuye el problema "al exceso de protección" a los animales.

"O chocaba contra el jabalí o me iba contra el coche que venía de...
Comentarios