Lunes. 20.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 20.05.2019
El tiempo

"Los coches pasan como aviones por esta zona y se van a producir más desgracias"

El accidente mortal registrado en Infanta Elena. SEBAS SENANDE
El accidente mortal registrado en Infanta Elena. SEBAS SENANDE

Los vecinos advierten de que los vehículos van a gran velocidad por el entorno de Infanta Elena, donde el radar puso el año pasado 340 multas

►INFOGRAFÍA: Infanta Elena, cada vez más tráfico y menos seguridad◄

"Los coches pasan como aviones por esta zona y se van a producir más desgracias. De hecho, es un milagro que no ocurran más cosas". Así de contundentes y preocupados se muestran los vecinos de las calles contiguas a Infanta Elena, donde una virulenta colisión entre dos turismos le costó la vida el pasado miércoles a un joven de 21 años.

Los residentes de la zona aseguran que muchos conductores ignoran por completo la señalización vial —que limita la circulación a 50 kilómetros por hora— y pasan al volante de su turismo "como si fueran de rallye".

Según explican, los problemas de seguridad vial en la zona no son hecho aislado, sino todo lo contrario. "Los conductores frenan cuando pasan justo por delante del radar, pero en el resto de la avenida y en las calles contiguas no se respetan los límites. En la Rúa Montefaro, por ejemplo, el problema es tremendo, ya que los conductores ven el semáforo en verde desde la mitad de la calle y aceleran todo lo que pueden para rebasarlo antes de que se ponga en rojo. Y así», explican, se incorporan a Infanta Elena como locos. Es un auténtico peligro".

SINIESTROS. Los residentes afirman además que cada vez se producen más accidentes de tráfico en esta zona de la ciudad. "El choque del miércoles fue terrible porque falleció una persona, pero siniestros leves, con daños materiales, se producen continuamente, casi todas las semanas. Sin ir más lejos", apuntan, "hace solo unos días, el sábado de Semana Santa, un conductor perdió el control del coche de madrugada y se empotró contra tres vehículos que estaban aparcados. Los coches quedaron destrozados y el chico dio positivo en la prueba de alcoholemia, aunque por suerte solo sufrió heridas de carácter leve".

Yo aparco el coche en la calle y en el último año se empotraron dos veces contra él

Los vecinos temen además las consecuencias que puede producir un atropello a gran velocidad. "Todos los días vemos pasar a los conductores pisando el acelerador y siempre pensamos en lo que puede pasar si se llevan a alguien por delante. Hace unos cuatro meses atropellaron a un hombre de 86 años en un paso de peatones de Montefaro, pero en esa ocasión el conductor no iba demasiado rápido y la cosa no fue muy grave", comentan.

El conductor implicado en ese atropello explicó en su día que acababa de realizar una maniobra y no se percató de la presencia del peatón. Y esa es precisamente otra de las quejas de los residentes: la escasa visibilidad que existe al girar desde la Avenida Duquesa de Lugo hacia la Rúa Montefaro, "sobre todo", dicen, "en caso de que los semáforos que regulan el tráfico se encuentren en verde o ámbar".

Otro de los aspectos que denuncian es el "mal estado" que presenta la calzada. "Hay muchos baches y parece que toda la calle tiene parches. Cuando pasas en coche vas botando todo el trayecto y ya estamos hartos de pedir que arreglen el firme".

Además, advierten que los pasos de peatones apenas se ven. "Están muy despintados y la mayoría de los conductores no paran. Para cruzar hay que esperar a que no se aproxime ningún coche, porque si pasas sin mirar por el paso de cebra te atropellan fijo", aseguran.

Estas deficiencias se extienden a Duquesa de Lugo, donde también hay baches y las marcas viales no presentan el aspecto deseable. De hecho, en la zona donde se registró el miércoles el accidente mortal, la línea blanca que divide los dos carriles de la calzada apenas se aprecia.

DEMANDAS. Todas estas quejas ya fueron trasladadas por escrito al Concello hace casi dos años. El 11 de junio de 2016, la comunidad vecinal de cinco portales de Montefaro e Islas Canarias entregó en el registro municipal una solicitud para que se instalaran bandas rugosas en la zona, "en base a los importantes problemas de seguridad vial que existen".

Los afectados advertían al Concello del exceso de velocidad con el que circulaban los vehículos por esas calles y de los problemas de visibilidad que había, lo que suponía un peligro considerable, tanto para los conductores como para los peatones. En el escrito que presentaron, los vecinos explicaban además que se trata de una zona muy transitada por niños y personas de avanzada edad, ya que desde Montefaro se accede a los parques de Frigsa y Albeiros, así como a las instalaciones deportivas municipales y al centro social, donde se organizan actividades para los jubilados.

Una semana más tarde, el gobierno municipal desestimó sus demandas al considerar que los pasos de peatones, los semáforos y las señales que limitan la velocidad resultaban suficientes. "Por el momento no procede la colocación de las bandas reductoras de velocidad. No obstante", apuntó el Concello, "se dará traslado de la incidencia a la Policía Local para que haga presencia y evite, en la medida de lo posible, las conductas incívicas que afecten a la circulación de vehículos". Fuentes municipales indicaron este jueves que Montefaro no es competencia suya, sino de la Xunta.

Para los vecinos, la presencia policial resulta "totalmente insuficiente" y no soluciona ningún problema. "Que una patrulla pase por aquí una vez al día no sirve de nada. Nosotros seguimos reclamando que se instalen bandas rugosas que obliguen a los conductores a reducir la velocidad en todo el trayecto. No hacen nada y los accidentes van a más. Muchos ni tan siquiera frenan por delante del radar", lamentan.

Las cifras de sanciones confirman que no les falta razón. El año pasado, el radar fijo instalado en Duquesa de Lugo —que no está activo todos los días, ya que el velocímetro se turna entre Infanta Elena y la Avenida de Madrid— multó a 340 conductores.

"Los coches pasan como aviones por esta zona y se van a producir...
Comentarios