Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

"Fai falta para os que imos vellos"

Lara Méndez, rodeada de vecinos, durante el anuncio de la licitación del ascensor de Fontiñas. VICTORIA RODRÍGUEZ
Lara Méndez, rodeada de vecinos, durante el anuncio de la licitación del ascensor de Fontiñas. VICTORIA RODRÍGUEZ

La alcaldesa  anuncia la licitación del ascensor de Fontiñas en un acto en el que reivindica los presupuestos como "instrumento fundamental" para hacer obras

La junta de gobierno local sacó este miércoles a licitación el ascensor de Fontiñas, el primero de los grandes proyectos de inversión previstos en los presupuestos municipales de 2018 y que entraron en vigor hace unas semanas. Nada más terminar la reunión, la alcaldesa quiso escenificar ese acuerdo trasladándose con los ediles Miguel Fernández y Manuel Núñez al punto donde será instalada esta infraestructura, donde les esperaban un grupo de residentes movilizados por la federación vecinal y gran parte de ellos jubilados.

"Fai falta para os que imos vellos", indicaba uno de los vecinos presentes cuando los periodistas le preguntaban por la noticia que les acababa de dar la alcaldesa, mientras otra vecina, que residió durante 20 años en el barrio y que aún conserva su piso en la zona, se mostraba "contentísima" de poder bajar hasta Fontiñas sin la preocupación del esfuerzo que le supone volver a subir caminando por las pendientes del barrio.

Lara Méndez, que aprovechó el acto para reivindicar la importancia de los presupuestos, "un instrumento fundamental para impulsar obras coma esta", dijo, quiso dar plazos para la puesta en servicio del futuro ascensor. Explicó que una vez finalicen el periodo de contratación, que se abrirá con la publicación de las ofertas en el perfil del contratante, se podrán iniciar las obras, que no podrán durar más de cuatro meses.

CASI 10.000 BENEFICIARIOS. El elevador supondrá una inversión de 255.000 euros y, según Lara Méndez, se trata de "unha obra moi necesaria que vai dar servizo a casi 10.000 persoas que viven no entorno, conectando o barrio coa cidade".

El ascensor salvará el desnivel de 11 metros existente entre Fontiñas y la calle Ramón Montenegro. Se ubicará junto a la actual escalinata, que se mantendrá, y en su parte final habrá una pasarela. La estructura del ascensor tendrá una altura de aproximadamente 14,5 metros desde la cota del suelo de Fontiñas y ocupará 2x2 metros en planta. Además, dispondrá de un alumbrado que garantice las condiciones de iluminación del itinerario accesible y, paralelamente, se cambiarán las barandillas de la escalinata, se reparará el pavimento con acabado antideslizante, se ampliarán las aceras y se crearán nuevos pasos de peatones en la zona.

"Fai falta para os que imos vellos"
Comentarios