jueves. 18.07.2019 |
El tiempo
jueves. 18.07.2019
El tiempo

«Berrámoslles aos que bailaban enriba da fonte e baixaron ao momento»

Un componente de la charanga que actuó en la Praza do Campo y un seguidor, subidos a la fuente.X.C.
Un componente de la charanga que actuó en la Praza do Campo y un seguidor, subidos a la fuente.X.C.

Dos decidieron actuar al ver el ataque al monumento a San Vicente

LUGO. Juan y Ramiro, dos amigos de Lugo y Sanxenxo que paseaban sobre las cuatro de la madrugada del sábado por la Praza del Campo, fueron quienes obligaron a bajarse de la fuente a los dos jóvenes que bailaban encaramados en lo alto de la estatua de San Vicente y que fueron grabados en un vídeo que circuló por las redes sociales.

Según relataron a este periódico, paseaban camino de un local de copas cuando se toparon con la actuación de la charanga Louband, que había congregado a más de un centenar de jóvenes en la Praza do Campo y usaba un remolque de coche para sostener la batería y los amplificadores. Su sorpresa llegó al ver que dos jóvenes estaban encaramados bailando en lo alto del monumento a San Vicente. Fue entonces cuando Juan se decidió a llamar al 091 para pedir que acudiesen agentes para bajarlos de allí, ya que veía que en cualquier momento podía ocurrir una desgracia, tanto con la propia estatua como con los jóvenes y el público congregado allí.

Desde el teléfono de la Policía Nacional indicaron que darían aviso a la Policía Local, que estaba patrullando por aquella zona, aunque los dos amigos no esperaron a la llegada de los agentes y se acercaron hasta la base de la fuente y uno de ellos les gritó a los dos bailarines instándoles a bajarse de allí.

Según explica Juan, los dos jóvenes no opusieron mucha resistencia y se bajaron al momento. «Eran moi novos e se cadra pensaban que eramos policías», comenta este lucense, que se lamenta de que durante el baile de los jóvenes incluso había personas que los animaban.

FELICITACIONES. Sin embargo, añade que una vez se bajaron los jóvenes, que se mezclaron entre el público, hubo asistentes al concierto que les felicitaron por haber obligado a los chicos a bajarse e incluso el organizador de la actuación se acercó a ellos para agradecerles su intervención.

Minutos después, Juan cuenta que apareció en la plaza un coche patrulla de la Policía Local, que tardó en llegar hasta allí debido a la cantidad de personas que había en ese momento por el casco histórico. Añade que se acercó al vehículo policial y les informó de lo ocurrido, a la vez que les mostró su malestar porque no hubiese vigilancia policial en una actuación de ese tipo, que congregó a un público muy joven junto a un monumento que ya había sufrido ataques anteriormente.

Los agentes se bajaron del coche patrulla y hasta la finalización de la actuación tuvieron aún que instar a algunos de los asistentes a bajarse del muro de la fuente, a donde incluso llegó a subirse algún miembro de la charanga durante alguna de las canciones.

«A min díxome Carmen Basadre que montara algo aquí»

El organizador de la actuación de la charanga Louband se mostraba también el sábado de madrugada sorprendido por la actitud de los jóvenes que se encaramaron en lo alto de la estatua a San Vicente.

Tras ser preguntado sobre quién fue el encargado de ubicar un concierto de este tipo al lado de un monumento, el organizador explicó que fue la concejala de cultura, Carmen Basadre, la que le encomendó «montar algo aquí».

«Berrámoslles aos que bailaban enriba da fonte e baixaron ao momento»
Comentarios