Urgencias del Xeral atiende cada fin de semana 160 casos de PAC

Manuel García Novio (Foto: EP)

La espera suele ser más corta y la consulta más rápida y, pese a todo, muchos lucenses con una patología no urgente siguen ignorando el Punto de Atención Continuada de Fingoi y prefiriendo el servicio de Urgencias del hospital, aún cuando el sistema de triaje (selección por urgencia) implantado hace más de un año les sitúe como los últimos en ser vistos por un médico. Una media de 160 pacientes de los más de quinientos que ve el servicio del Xeral-Calde cada fin de semana, entre urgencias generales y pediátricas, son en realidad casos de PAC.

«Es una cuestión de costumbre y nosotros atendemos todos los casos que nos llegan. También influye la proximidad, los que viven en una zona próxima al hospital no van a Fingoi; especialmente de noche o en horas muy tempranas», explica el coordinador de Urgencias, Manuel García Novio.Con un año de funcionamiento de triaje, el servicio ya ha estudiado que entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes que ve cada día no son casos urgentes.

En los dos últimos meses, el servicio atendió a 4.755 pacientes durante los fines de semana, alcanzando los principales picos de afluencia a finales de octubre y principios de noviembre. El último fin de semana de octubre 608 personas, entre niños y adultos, pasaron por Urgencias del Xeral, mientras que el sábado 31 de ese mes y el domingo, 1 de noviembre, lo hicieron 576. Esos registros se explican por la mayor afectación de la gripe, que provocó que los casos de Pediatría prácticamente se doblaran, pasando de la media de 60 niños diarios a superar el centenar.

La comparación con los datos registrados en el PAC de Fingoi —que trató a 2.902 personas durante esos dos meses— es curiosa por poco coincidente. Así, mientras en el Xeral se superaban o rondaban los seiscientos pacientes, en Fingoi, esos precisos fines de semana fueron de los menos concurridos de los dos últimos meses, con 325 casos en el del 24 y 25 de octubre y 235, en el del 31 de octubre y 1 de noviembre.

Sin embargo, hay un fin de semana en el que el PAC asumió pocos pacientes menos que Urgencias del Xeral, fue el del 14 y 15 del mes pasado, cuando prácticamente dobló sus casos habituales, llegando a los 473, mientras que en el hospital se trató a 490, lo que indicaba que la incidencia de la gripe estaba siendo menor.

Pese a que médicos que realizan guardias en el PAC, como Remedios González, han visto cómo en los últimos años se incrementó el número de usuarios — «yo llevo siete años y, de hecho, nos han reforzado lo que demuestra que cada vez más gente recurre al PAC», dice—, en Urgencias no se tiene la sensación de que el progresivo aumento del uso del PAC tenga un reflejo en su servicio. Este año, atenderá unos 97.000 casos, 2.000 más de los habituales.

1. ¿Quién debe acudir al PAC y quién a Urgencias del Xeral?
El criterio es, en general, sencillo. Se debe acudir al PAC cuando se sufre una patología por la que, en caso de estar abierto, se iría al centro de salud. En principio, son los médicos de los PACs quienes deben derivar a los pacientes que precisen alguna prueba complementaria a Urgencias.

2. ¿Quién usa realmente uno y otro servicio?
La experiencia de los facultativos demuestra que los usuarios de PAC lo utilizan correctamente. Presentan patologías leves, de ambulatorio y, según explica la doctora Remedios González, sólo el 3% es derivado al hospital para hacerse más pruebas. Es el de Urgencias el que, en ocasiones, utiliza mal el servicio. La intuición de que precisará alguna prueba que finalmente no es necesaria o usar Urgencias como forma de acceso más rápido a un especialista pueden ser algunos de los casos, así como regirse exclusivamente por el criterio de proximidad al domicilio para ir al hospital

3. ¿Qué implica el triage?
Es un sistema para separar los casos en función de su prioridad. La división se hace en función de la urgencia. A más urgencia, menos tiempo de espera. Los pacientes dan sus datos a admisión y posteriormente son vistos por una enfermera que establece el grado de gravedad y, por tanto, el orden de entrada.

4. ¿Qué tiempo de espera se asocia a cada caso?
El triage divide los casos en colores. Los azules son aquellos que, en realidad, no precisarían de atención sanitaria en ese momento. Esperarán hasta cuatro horas. Los verdes son, en realidad, casos ambulatorios. Tendrán hasta dos horas de espera. Los amarillos son pacientes todavía no urgentes pero con una patología que potencialmente lo es. Su demora máxima es de 30 minutos. Los naranjas son pacientes urgentes, que serán atendidos antes de diez minutos. Los rojos son críticos y prioritarios, No tienen tiempo de espera, su acceso es inmediato.

5. ¿Qué ventajas implica acudir al PAC?
Al margen de la contribución a mantener el buen ritmo del sistema, el paciente espera menos tiempo en los PACs que en los servicios de Urgencias, aunque se trate de un día concurrido en ambos centros.

6. ¿Cuándo acudir al centro de salud y cuándo al PAC?
El PAC abre a partir de las tres de la tarde, de lunes a sábado, y domingo y festivos, todo el día, desde las ocho de la mañana a las ocho de la tarde. Por la mañana, se debe ir al centro de salud. También se debe ir al centro de salud los sábados por la mañana, cuando un médico atiende de guardia.

7. ¿Qué hacer con los niños en caso de urgencia?
En el PAC se atiende tanto a pacientes adultos como pediátricos, aunque Urgencias del Xeral cuenta con especialistas en Pediatría para estos casos. Los sábados por la mañana un pediatra de guardia recibe casos en el centro especialidades de la Praza do Ferrol.

8. ¿Cuántos médicos trabajan en cada servicio?
En el PAC, tres por las tardes de la semana y de los sábados. Los domingos, cuatro, dos con turnos de 24 horas y dos, de doce. En Urgencias, entre semana, once médicos (tres de ellos en Pediatría); los fines de semana, seis (dos de ellos en Pediatría). En conjunto el servicio tiene 33 facultativos, cinco de ellos, pediatras.