miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Unas camarillas muy bien aleccionadas

La primera promoción 1963-1970, en la clase de Gimnasia (Foto: EP)
La primera promoción 1963-1970, en la clase de Gimnasia (Foto: EP)

Si hay un internado por el que haya pasado medio Lugo (eso sí, el medio Lugo masculino), ese es el Eijo Garay. A una media de 284 internos por curso, la residencia funcionó a pleno rendimiento desde su fundación, en 1963. Es decir, hace ya medio siglo.

la vida en el Eijo Garay se organizaba en camarillas y cada alumno pertenecía a la suya. Los chavales dormían en literas, que se acumulaban en tres plantas con 78 camas cada una. O, lo que es lo mismo, 78 adolescentes compartiendo espacio organizados en camarillas de ocho. Algo imposible a ojos de hoy, pero factible 50, 40 o, incluso, 30 años atrás, cuando el Eijo Garay acogía a generaciones de chicos, de toda la provincia, que acudían a Lugo para cursar Bachillerato.

El Eijo Garay, hoy ya albergue, cumple este año su medio siglo de existencia, que será celebrado por los antiguos colegiales en la propia residencia el próximo día 28. Detrás de esas paredes y de aquellas literas (reconvertidas, después, en habitaciones dobles y triples), están los recuerdos y la juventud de varias generaciones de lucenses que, año tras año, todavía se reúnen para compartir las anécdotas de aquellos momentos. «Había alumnado interno e medio pensionista e viñan os profesores do Masculino a dar clase en varias aulas, xa que no centro non tiñan espazo. Dábase clase de primeiro, segundo e terceiro de Bacharelato Elemental», recuerda Manuel Castro Santamariña, presidente del Instituto de Estudios Chairegos (Iescha) y antiguo residente.

MUJERES. El cambio a residencia mixta

  • La residencia Eijo Garay no fue mixta hasta el curso 2003-2004. Por aquel entonces, ya solo alojaba a universitarios, que reemplazaron a los bachilleres tan pronto como empezaron a crearse institutos en varias localidades y se creó el colegio universitario. Se pasó, entonces, de los 284 internos a los 100.
Xosé Luis Rivas Cruz, 'Mini', antiguo educador del colegio menor Eijo Gary
«Era do Frente de Juventudes porque daquela era o que había»

En aquel Eijo Garay, todavía manejado por el Frente de Juventudes, al final del franquismo, estuvo como educador, durante apenas dos meses, Mini, Xosé Luís Rivas Cruz, el excantante del grupo Fuxan os Ventos, que acababa de terminar la carrera de Magisterio.

Consiga AQUÍ la información completa

Unas camarillas muy bien aleccionadas
Comentarios