sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

Una tarde de muchas calabazas

Sobre estas líneas, los talleres del Samaín para niños en la Praza da Milagrosa. A la derecha, arriba, el magosto organizado en Esperante y, debajo, la entrega en el asilo de la recaudación de la colecta de San Froilán de la Peña Anda. pepe álvez/
Sobre estas líneas, los talleres del Samaín para niños en la Praza da Milagrosa. A la derecha, arriba, el magosto organizado en Esperante y, debajo, la entrega en el asilo de la recaudación de la colecta de San Froilán de la Peña Anda. pepe álvez/

VIVIR LA MUERTE de forma natural, como parte del ciclo de la vida. Ese es uno de los objetivos con los que la concejalía de cultura ofrece estos días en Lugo toda una serie de actividades en torno al Samaín, tradición de origen celta de honra a los difuntos que pervivió en Galicia hasta hace unas décadas y que ahora el Concello trata de recuperar.

La celebración comenzó este sábado con talleres las plazas de A Milagrosa y Augas Férreas. Por la tarde, muchos niños y algún padre colorearon calabazas y se pintaron las caras con motivos celtas. Además, hubo cuentos de miedo, procesiones de ánimas y, en A Milagrosa y ya avanzada la noche, un ritual de vivos y muertos. Este domingo se repetirán los talleres, pero serán en la Praza da Soidade, a partir de las cinco de la tarde.

Las actividades fueron ideadas por la Federación Provincial de Recreación Histórica Lugh-Lucus Augusti, que preside Alberto Sánchez, y recogidas por la concejalía de cultura. Además, se sumaron al proyecto las asociaciones Lugdunum, Trebas Galaicas, Cia. Isadora y Reiki de Lugo.

Los vecinos de Esperante compartieron un magosto
La Asociación de Veciños de Esperante y el colectivo de mujeres de la parroquia, A Casiña, organizaron conjuntamente una comida que tuvo como plato principal la castaña. Los vecinos estuvieron acompañados por miembros de los tres partidos políticos con representación en el Concello.

La Peña Anda entrega al Asilo la recaudación de una colecta
La directiva de la Peña Anda, que preside Eduardo Núñez-Torrón, hizo este sábado entrega a las monjas del Asilo de San Roque de la recaudación resultante de la tradicional colecta que cada Domingo das Mozas realizan voluntarios de esta peña en pro del centro de la tercera edad.

En esta ocasión, el importe de la recaudación fue similar al del pasado año, cuando se habían conseguido cerca de 2.800 euros.

Una tarde de muchas calabazas
Comentarios