Una rotura en la red general dejó sin agua al polígono de O Ceao

La avería se localizó en la intersección de la Rúa da Industria con la de Inspección (Foto: Xesús Ponte)
photo_camera La avería se localizó en la intersección de la Rúa da Industria con la de Inspección (Foto: Xesús Ponte)

Una rotura en la tubería que lleva el agua desde la nueva potabilizadora hasta el depósito de O Ceao dejó ayer sin servicio durante al menos diez horas a la mayoría de las empresas de este polígono. En las zonas más bajas sí hubo abastecimiento. El concejal de infraestructuras, José Piñeiro, informó que estaba previsto que pasada la medianoche se restableciese el suministro, que se demoró porque se tardó en localizar el punto de la fuga.

La actividad febril se vio afectada en algunas de las empresas. Otras tuvieron que recurrir a sus depósitos de emergencia para poder continuar con su línea de producción. Quienes también se resintieron fueron los negocios de hostelería que hay en este polígono industrial.

La avería se detectó alrededor de la una de la tarde en las obras que se están realizando en la intersección de la Rúa da Industria con la de la Inspección, aunque sus efectos no se comenzaron a sentir hasta una hora más tarde.

Una de las firmas que tuvo que parar su línea de producción fue PCM, que precisa del agua para el funcionamiento de las sierras que cortan el granito. De hecho su personal no pudo dejar programadas las máquinas para que realizasen el habitual trabajo nocturno.

Grandes industrias

Hubo empresas del sector de la alimentación que precisaron echar mano de sus reservas para abastecerse. Es el caso de Leite Río que no paralizó la producción en sus dos plantas de O Ceao, que elaboran entre ambas casi 800.000 litros de leche a diario, porque dispone en cada una de un depósito con capacidad para medio millón de litros de agua, que le da autonomía para dos o tres días. En cambio no pudieron funcionar con normalidad los laboratorios, según explicó su administrador, Jesús Lence.

Otra de las principales industrias de este polígono, Ingapan, pudo seguir funcionando gracias al depósito de 60.000 litros de que dispone. Además, ante la advertencia de que se trataba de una avería grave, su director general, José Manuel Chousa, indicó que también recurrieron a camiones cisterna.

En empresas que también necesitan del agua para su proceso de fabricación, como por ejemplo Vidriería Lara o Marmolera Gallega, pudieron trabajar con normalidad porque disponen de un circuito cerrado con depuradora.

CONSECUENCIAS
Cientos de clientes se quedaron sin café tras la comida

 

La hostelería fue uno de los sectores más afectados en el polígono de O Ceao por la rotura en la red de abastecimiento de agua. Los cientos de clientes que ayer comieron en alguno de los restaurantes tuvieron que regresar al trabajo sin poder tomar café.

Al mediodía los restaurantes funcionaron con normalidad porque cuando se empezaron a notar los efectos de la avería ya tenían los platos elaborados.

Coste adicional

Un responsable del restaurante Rodicio explicó que les ocasionó un «coste adicional» porque tuvieron que recurrir al agua mineral.

Todos los establecimientos presentaban un aspecto común, la vajilla amontonada en los fregaderos. En uno de los locales de la Terminal tuvieron que abastecerse de más cristalería para atender a sus clientes por la tarde y en la cena. En Casa Balbina dijeron que «desde las tres de la tarde no pudimos servir café y tenemos al lado unas oficinas con casi 400 trabajadores que hacen un descanso para tomarlo».

Más en Lugo Ciudad
Comentarios