martes. 26.10.2021 |
El tiempo
martes. 26.10.2021
El tiempo

Una rehabilitación pide otra

Una de las características del ser humano, al menos del estereotipo que lo resume, es que siempre quiere más. Y no es algo necesariamente negativo, seguramente gracias e eso hicimos la mudanza desde las cavernas. El problema reside en cuánto se puede pedir en cada momento. Si el objetivo es alcanzable, tener una aspiración puede ser algo alentador y vivificante; si la meta sobrepasa con mucho las posibilidades, es probable que desemboque en frustración. Aunque incluso en este caso puede servir para marcar un peldaño desde el que otros que vengan detrás puedan seguir ascendiendo.

Será por esa cualidad que, sin que haya acabado todavía la reforma del puente viejo, ya hay quien está pensando que, ahora que la infraestructura luce renovada -como siempre, para unos con más fortuna que para otros-, habría que ir mirando de rehabilitar el barrio al otro lado del río para que las edificaciones pegadas al puente no desmerezcan en la postal.

Hubo experiencias anteriores en la ciudad que pueden marcar el camino, como el área de rehabilitación integral en el Sagrado Corazón, muy bien acogida por los vecinos, que mejoraron sus edificios con la ayuda de las administraciones. En vista del buen resultado, A Milagrosa demanda algo semejante y Montirón también corteja el proyecto. Pues A Ponte tiene sobrado valor histórico como para aspirar también a algo así.

Quizás no están los tiempos para pedir muy por lo alto, pero al menos son necesarios unos botes de pintura que suavicen tan duro contraste entre un monumento histórico reformado en uno de los enclaves más bonitos de la ciudad y un núcleo que no ha recibido atención en décadas. No vaya a ser que la falta de ambición nos estropee el cuadro.

Una rehabilitación pide otra
Comentarios