Una lucense resultó herida al alcanzarle en la cabeza tejas caídas de un edificio

Sangre en la calle, ayer (Foto: Xesús Ponte)
photo_camera Sangre en la calle, ayer (Foto: Xesús Ponte)

Una lucense resultó ayer herida al alcanzarle en la cabeza fragmentos de teja que se desprendieron de un edificio de la Rúa Quiroga. La víctima, B.C.A., de 34 años de edad, que caminaba por la acera cuando se produjo la caída parcial del tejado del inmueble número 35-37, fue evacuada al servicio de urgencias del hospital Lucus Augusti por una ambulancia del 061.

Pese a que le manó mucha sangre de la cabeza, cuando la joven fue trasladada al Hula, tras ser atendida in situ por personal sanitario, se encontraba consciente y no aparentaba que las heridas pudiesen revestir gravedad.

El accidente se produjo poco antes de la una del mediodía. Del tejado del inmueble número 35-37 de la Rúa Quiroga, en el barrio de San Antonio, se desprendieron losas y tela asfáltica, que cayeron sobre la acera.

Corte de tráfico

Al lugar se desplazaron agentes de la policía de barrio y de la agrupación de tráfico y seguridad viaria de la Policía Local, que cortaron durante casi una hora y media la circulación de vehículos y el paso de peatones en esta vía pública, entre las intersecciones con la Rúa Río Lor y con la Rúa Eduardo Pondal.

También fue precisa la intervención de dos dotaciones del cuerpo de bomberos, que, con la ayuda de una grúa, se encargaron de retirar las piezas desprendidas y de asegurar temporalmente el tejado.

Se movilizó además a operarios del servicio municipal de limpieza viaria para que procedieran a retirar los escombros que estaban esparcidos por la acera y por la calzada.

La Policía Local contactó con la presidenta de la comunidad de vecinos del inmueble afectado, a la que le que informaron de la necesidad de adoptar medidas de reparación del tejado. Ésta puso los hechos en conocimiento de la compañía aseguradora del edificio para que tomase cartas en el asunto.

Por otra parte, ya han comenzado las obras de restauración en los dos edificios de la Rúa Catedral, en los que se habían registrado desprendimientos en el pasado mes de febrero.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios